Putin califica de “acto hostil” lista de Gobierno EE.UU.
A+

MOSCÚ. Estados Unidos es, en estos momentos, «un socio impredecible» y por lo tanto es necesario «mantener la compostura», dijo ayer el portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, tras la publicación el martes de la llamada «lista del Kremlin».

«Estamos tratando con un socio impredecible y, desde luego, en el contexto de esta impredecibilidad, es necesario mantener la compostura, es decir, al menos actuar de acuerdo a lo que entendemos que queremos», señaló Peskov a los periodistas.

El portavoz del Kremlin se refería especialmente a la posibilidad de que las 210 personas incluidas en dicha lista -114 altos cargos rusos y 96 multimillonarios- sean o no sancionadas por Washington.

«En el propio texto del documento se señala que este no implica sanciones o restricciones, pero luego se escuchan declaraciones oficiales acerca de que esto es el principio de sanciones, y más tarde lo contrario, y así», afirmó.

El martes, el presidente ruso, Vladímir Putin, decidió no adoptar de momento medidas ante la publicación de la llamada «lista del Kremlin» elaborada por Washington, aunque avisó de que perjudicará las ya deterioradas relaciones bilaterales.

«Es una auténtica tontería llevar nuestras relaciones a cero», dijo el jefe del Kremlin en una reunión con activistas de su campaña para la reelección, a los que explicó que la publicación de la lista, que no acarrea sanciones automáticas para quienes la integran, no ha sido una sorpresa.

«Esperábamos esta lista, no lo voy a ocultar, y estábamos decididos a dar pasos en respuesta, bastante serios, que llevarían nuestras relaciones al punto cero. Pero de momento vamos a abstenernos de dar este paso», dijo Putin, quien calificó la medida de “acto hostil”.

En la lista se incluye al grueso del Gobierno ruso, entre ellos el primer ministro, Dmitri Medvédev, y el de Exteriores, Serguei Lavrov, así como todos los miembros de la Administración del Kremlin, además de varias decenas de asesores, gerentes de empresas estatales o jefes de la inteligencia rusa.

Entre los 96 oligarcas, a los que el Departamento del Tesoro señala por amasar fortunas superiores a los 1,000 millones de dólares, figuran el magnate petrolero Roman Abramovich, dueño del Chelsea, o los responsables de las mayores empresas controladas por el Estado, como Gazprom o Rosneft.

IRRELEVANTE

Andréi Movchán, del centro Cárnegie en Moscú, afirmó que el documento no supone base para las sanciones y que el ministerio de Finanzas de EE.UU. se limitó a recopilar nombres de millonarios rusos citados por publicaciones occidentales y la lista de cargos oficiales rusos. En el conjunto hay gente que hace tiempo que vive fuera de Rusia y ya no son multimillonarios y gente que tiene vetada su entrada en Rusia. “No hay nada que analizar. Se pueden relajar y seguir viviendo”, señaló Movchán.