Rey Carlos III recuerda a su madre durante su primer discurso navideño

Durante el mensaje, el monarca se refirió a las actividades de los servidores públicos e iglesias durante sus primeros meses de reinado.

La nación británica se prepara cada 25 de diciembre para recibir el discurso real por fiestas navideñas. La monarquía inglesa lo ha hecho así desde 1932, y este año fue el primero del recién coronado rey Carlos III.

Este año ha sido particularmente difícil para los británicos quienes presenciaron el fallecimiento de la reina Isabel tras 70 años de reinado y tuvieron que alzarse con un nuevo monarca, acostumbrarse a un nuevo himno y la emisión de una nueva moneda.

Un emotivo Carlos III honró el recuerdo de su madre quien permanece en eterno descanso junto a su esposo en el castillo de Windsor.

«Estoy sentado en esta exquisita capilla de San Jorge, en el castillo de Windsor, cerca de donde mi amada madre, la difunta reina, descansa junto a mi querido padre. En este momento, me acuerdo de las cartas, tarjetas y mensajes profundamente conmovedores que tantos de ustedes nos han enviado a mi esposa y a mí y no puedo agradecerles lo suficiente el amor y la simpatía que han mostrado a toda nuestra familia», mencionó el monarca.

TAMBIÉN LEE: Venezuela: más de 2.000 migrantes han vuelto a su país en 2022

«La Navidad es una época especialmente conmovedora para todos los que hemos perdido seres queridos. Sentimos su ausencia y los recordamos en cada preciada tradición», añadió el rey durante su mensaje por Navidad.

«En el villancico Oh pequeña ciudad de Bethlehem cantamos acerca de cómo en las calles oscuras brilla la luz eterna», continuó.

Asimismo, precisó que su madre, la reina Isabel II, creía firmemente que el poder de aquella luz era parte esencial en su fe en Dios y en las personas. Y acotó que él mismo también confía «en la extraordinaria capacidad de cada persona de tocar, con bondad y compasión, la vida de los demás, y brillar con luz propia en el mundo que les rodea».

Además, el rey británico agradeció la dedicación, el trabajo y el esfuerzo de las fuerzas armadas y los servicios de emergencia el día en que Isabel II perdió la vida. Y se dirigió a aquellos que trabajan en servicios públicos, tales como profesionales de la salud y profesores.

TAMBIÉN LEE:Papa Francisco denuncia en misa del gallo una humanidad insaciable de poder y dinero

También se refirió al actuar de iglesias, sinagogas, mezquitas, templos y gurdwaras —culto religioso propio del sijismo—, las cuales se unieron para ayudar a quienes han sufrido carencias extremas debido al 11% inflación que sufre el Reino Unido.

«Si bien la Navidad es, por supuesto, una celebración cristiana, el poder de la luz que vence a la oscuridad se celebra a través de los límites de la fe y creencias», acotó. «La verdadera humildad reside en nuestro servicio a los demás, que es donde creo que podemos encontrar esperanza para el futuro. Por lo tanto, celebrémoslo juntos y cuidémoslo siempre».

«Sea cual sea su fe, o si no tiene fe, es en esta luz que da vida y con la verdadera humildad que reside en el servicio a los demás, donde creo que podemos encontrar esperanza para el futuro. De todo corazón, les deseo a cada uno de ustedes una Navidad de paz, felicidad y luz eterna», finalizó.

El discurso fue grabado el pasado 13 de diciembre desde la capilla de San Jorge en Windsor, lugar donde están los restos de la pareja real Isabel II y su esposo, el duque de Edimburgo.

TE PUEDE INTERESAR:

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.