Rusia busca reeditar la táctica de Azovstal

Señalan que la situación continúa siendo densa al reconocer que el ejército ruso «tiene un éxito parcial».

Rusia mantiene el bloqueo a las fuerzas ucranianas en la planta Azot de Severodonetsk, en un intento de reeditar su táctica de la acería de Azovstal en Mariúpol y quebrar la voluntad de los defensores del último bastión ucraniano en la región de Lugansk.

«En Azot se encuentran ahora bloqueados cerca de 300 a 400 combatientes ucranianos. Están concentrados cerca de la primera entrada del combinado químico», informó en su cuenta de Telegram el «embajador» en Rusia de la región separatista, Rodión Miroshnik.

El gobernador de la región de Lugansk, Serhiy Gaidai, se apresuró a desmentir en su cuenta de Telegram esta información, que calificó de «completa mentira difundida por los propagandistas rusos» y de «fantasía enfermiza».

Gaidai aseguró que el objetivo de los militares ucranianos radica en controlar la zona industrial de Severodonetsk y destruir al Ejército ruso en la ciudad.

SALIDA DE CIVILES Y RENDICIÓN DE AZOT

Sin embargo, el representante prorruso afirmó haberse puesto en contacto con los militares ucranianos y afirmó que en estos momentos se negocia la salida segura de civiles refugiados en la fábrica.

Miroshnik estimó que en Azot podrían permanecer hasta 500 civiles «que se escondieron de los bombardeos en los refugios de la fábrica».

Lea la nota completa en nuestra versión impresa o en nuestra versión digital, AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.