Rusia intenta aplastar resistencia en Mariúpol

Fuerzas rusas advierten que aniquilarán a los soldados ucranianos que no se rindan.

Rusia continuó este sábado intentando aplastar los últimos focos de resistencia ucraniana en la estratégica ciudad de Mariúpol, a orillas del mar de Azov, considerada clave para la marcha de la «operación militar especial» en Ucrania que el Kremlin lanzó el pasado 24 de febrero.

«No es una tarea fácil: los miembros del ejército regular (ucraniano), los infantes de marina, que estaban dispuestos a entregarse ya lo hicieron», afirmó el líder de la autoproclamada república popular de Donetsk (RPD) -en el este ucraniano-, el prorruso Denis Pushilin, en declaraciones al canal de televisión ruso Rossía-24.

Aniquilar a los que no se rindan

Pushilin añadió que los miembros de los batallones nacionalistas que permanecen en Mariúpol «no tienen la intención de rendirse y, por tanto, deben ser aniquilados».

Las milicias de la RPD, reconocida por Moscú como Estado independiente, participan junto con las tropas rusas en la batalla por hacerse con el control total de Mariúpol, ciudad en el sur de la región de Donetsk.

Según las autoridades locales, unos 20,000 civiles podrían haber muerto en la ciudad, donde aún permanecen unas 100,000 personas en condiciones de precariedad extrema.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.