Turquía: Atentado suicida deja 13 soldados muertos y 56 heridos
A+

El atentado ocurrió en la ciudad de Kayseri.

El terrorismo volvió a golpear hoy a Turquía con un atentado suicida contra un autobús civil, en el que viajaban soldados de permiso, y que dejó 13 militares muertos y otros 56 heridos, en la ciudad de Kayseri.

El ataque se produjo sobre las 08.45 hora local cuando un conductor suicida hizo explotar un coche bomba junto a un autocar del servicio público de transporte cerca del campus universitario de Erciyes, en una avenida en la que también se halla un complejo de cuarteles militares.

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, atribuyó la autoría del ataque a grupos rebeldes kurdos.

«Queda totalmente claro el objetivo esencial de la organización terrorista separatista y de sus tácticas y los blancos de sus ataques: bloquear Turquía, meterle palos entre las ruedas, dispersar su fuerza y energía», dijo Erdogan en un comunicado.

El gobierno define como «organización terrorista separatista» a la guerrilla kurda del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), calificada también como terrorista por la Unión Europea.

El vicepresidente del Gobierno, Numan Kurtulmus, fue aún más directo y atribuyó directamente la autoría al PKK: «Debemos tener en cuenta todas las posibilidades, pero las señales actuales apuntan al PKK», dijo en una comparecencia retransmitida por la cadena CNNTürk.

Kurtulmus señaló que el tipo de explosivo utilizado en el ataque es parecido al del atentado del sábado pasado en Estambul, en el que murieron 44 personas y cuya autoría se atribuyó los Halcones de la Libertad de Kurdistán (TAK), un grupo radical escindido del PKK.

En este año se han producido numerosos atentados, tanto del grupo yihadista Estado Islámico como de grupos kurdos, que han dejado casi 300 muertos. EFE