A+

Los bebés nacidos con microcefalia en Bolivia como consecuencia  del contagio con el virus del Zika de sus madres durante el periodo de gestación ya son cinco, informaron autoridades departamentales y del Ministerio de Salud.

El director del Servicio Departamental de Salud (Sedes) de Chuquisaca (sur), Martín Maturano, confirmó a medios estatales que se diagnosticaron los dos casos de zika en este departamento, el de una mujer y su hija recién nacida, que lo contrajo por transmisión vertical y nació con microcefalia.

Los otros cuatro casos de neonatos con microcefalia, registrados durante las últimas semanas, se dieron en el departamento de Santa Cruz (este), según datos del Ministerio de Salud.

Allí se han registrado la inmensa mayoría de los casos de zika en el país -poco más de cien durante la anterior estación lluviosa, entre octubre y marzo, cuando el mosquito trasmisor prolifera- y es precisamente en la ciudad de Santa Cruz donde residió la mujer de Chuquisaca durante parte del periodo de gestación, explicó Maturano.

Antes de Bolivia, otros 46 países registraron casos de microcefalia vinculados al virus del Zika. La epidemia de zika en Bolivia se ha mantenido controlada en comparación con otros países de la región como Brasil o Colombia, donde se registraron decenas de miles de diagnósticos desde que el virus llegó a Suramérica en 2015.

El zika no es, por lo general, una enfermedad mortal, pero la incidencia en mujeres embarazadas se ha vinculado con casos de microcefalia y otras malformaciones, que en algunas ocasiones pueden ser prevenidos.