Yerno de Donald Trump visita Israel por plan de paz
A+

JERUSALÉN/GAZA. El asesor y yerno del presidente de EE.UU., Donald Trump, Jared Kushner, y el enviado de la Casa Blanca para Oriente Medio, Jason Greenblatt, llegaron a Israel para impulsar el plan de paz entre israelíes y palestinos pero sin contar con estos últimos, con quienes no tienen previstas reuniones.

Ayer viernes y hoy sábado el equipo estadounidense se reunirá con autoridades israelíes para abordar las posibilidades de reactivar las negociaciones con los palestinos, en la última parada de su gira por Oriente Medio tras visitar esta semana Catar, Egipto, Arabia Saudí y Jordania.

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, viajó el lunes a la capital jordana a preparar con el rey Abdalá II las conversaciones.

En los últimos días la delegación de la Casa Blanca ha escuchado las aportaciones de los países árabes a su propuesta de paz, de la que apenas han trascendido detalles y para la que aún no hay una fecha de presentación.

El diario Maariv apunta que la propuesta podría incluir el reconocimiento de la soberanía israelí sobre cuatro asentamientos judíos más allá de la Línea Verde, en el territorio palestino ocupado de Cisjordania y varias concesiones a los palestinos.

Nabil Abu Rudeina, portavoz del presidente palestino, Mahmud Abás, dijo recientemente que la actual visita del equipo negociador Trump «no tiene sentido», ya que ignora a los líderes palestinos, y remarcó que cualquier plan de paz que no incluya una capital palestina en Jerusalén Oriental y no presente una solución para el problema de los refugiados palestinos, no tendrá éxito.

En tanto, cientos de palestinos acudieron el jueves a la zona fronteriza de Gaza con Israel para participar un viernes más en las protestas de la Gran Marcha del Retorno, que se reactivaron el viernes después del parón de la semana pasada por el Eid, la festividad que marca el fin del mes sagrado musulmán del ramadán.

En el transcurso de la jornada 44 personas fueron heridas de bala por las tropas israelíes apostadas en la frontera y 42 recibieron atención médica por inhalación de gas lacrimógeno y otras heridas, informó el portavoz del Ministerio de Sanidad palestino, Ashraf al Qedra.

BUSCAN ALIVIO

La visita de Kushner y Greenblatt a la región también trata de buscar vías para aliviar la situación en Gaza, que sufre una continuada crisis humanitaria y bloqueo desde hace 11 años y donde la violencia ha sufrido un repunte desde que se inició la Gran Marcha del Retorno  el pasado 30 de marzo, un periodo en el que han muerto 130 palestinos por fuego del Ejército israelí.