El presupuesto del 2021 pinta de cuerpo entero la inmensa recesión que atravesamos ya que la cuarta parte de los gastos (26%) tendrán que ser financiados a costa de aumentar la deuda pública, contingencia que cuando llegó Pedro Pablo Kuczynski (2016) representaba el 22% del PBI (2016) y se nos anuncia que cumpliremos los 200 años de República (2021) con esta deuda situada en alrededor de 40% del PBI.
Ni bien se sentó en su despacho, Waldo Mendoza, el flamante titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), lanzó una nueva emisión de Bonos Soberanos por US$ 4,000 millones en tres series: US$ 1,000 millones en Bono 2032 (12 años) con una tasa anual de 1.86%, US$ 2,000 millones en Bono 2060 (40 años), 2.78%, y US$ 1,000 millones Bono 2120 (100 años), 3.2%. La eficiencia en estas colocaciones se establece a partir de la comparación con las tasas de los bonos del Tesoro de EEUU (benchmark); donde las tasas son: del T-Bond 2032, 1%, T-Bond 2060, 1.25% y T-Bond 2120, 1.7%.
Para el exministro Alfredo Thorne: “el plazo de 100 años es relativamente caro” y hubiera preferido que la emisión se limite a 40 años. Si se revisa la historia del siglo XXI, “brillan” como mejor tasa los US$ 500 millones en Bonos Globales 2030 que se emitieron durante la gestión del exministro Carlos Oliva.
En este presupuesto del 2021, que presentó el gabinete presidido por Violeta Bermúdez, que asciende a S/ 183,030 millones, se “volvió a repetir” una vez más, que “prioriza los sectores de salud, educación y alivio a la pobreza”.
Es cierto que se aprecia un incremento en el pliego de Educación del 2021 ya que equivale al 4.5% del PBI, sin embargo, seguimos lejos de la meta del 6% del PBI del Acuerdo Nacional (22/07/02).
En el 2021 el gasto en Salud equivaldrá al 2.7% del PBI, que es un porcentaje ligeramente superior al del presupuesto del 2020, pero, pese a lo exiguo de los recursos, se ha dispuesto, manu militari, aumentar en 1.5 millones el universo de “beneficiados” por la cobertura del Seguro Integral de Salud (SIS)” pasando de 20.7 millones a 22.2 millones de afiliados.
La premier también enfatizó el Programa de Alivio Temporal a la pobreza, señalando que: “S/ 4,829 millones serán destinados a programas sociales”, no obstante, la función de protección social se redujo levemente pasando del 1% del PBI del 2020 (S/ 6,796 millones) a 0.9% el 2021 (S/ 6,913 millones).
En este rubro no sólo hay un sube y baja, sino también claros y oscuros. Por ejemplo, se han elevado en 14% los recursos del programa Juntos, que financia una pensión bimestral de S/ 200 para las familias más pobres, pasando de S/ 936 millones a S/ 1,068 millones, pero en cambio, los beneficiarios han aumentado en 50% (de 670 mil a más de un millón). En Cuna Más, que es un programa que ayuda a niños menores de 3 años en zonas de pobreza, el presupuesto ha disminuido en 1.5% (de S/ 480 millones a S/ 473 millones), pese a que el número de beneficiarios se ha incrementado en 66% (de 116 mil a 193 mil familias).