A 29 años del referéndum por la Constitución de 1993

A 29 años del referéndum por la Constitución de 1993

Ayer, 31 de octubre, se cumplieron 29 años del referéndum que aprobó la Constitución de 1993, la única de todas las constituciones peruanas objeto de consulta popular.

Someter a referéndum la nueva Constitución Política fue una promesa del entonces presidente de la República, Alberto Fujimori, a los peruanos y a la comunidad internacional como parte de la fundamentación expresada respecto a la necesidad de una medida política tan difícil e irrepetible como la tomada el 5 de abril de 1992, que estableció el denominado Gobierno de Emergencia y Reconstrucción Nacional y significó una serie de medidas que si bien –es necesario reconocerlo– no se ajustaban a los parámetros formales de la Constitución de 1979, entonces vigente, no eran incompatibles con el fin mismo del Estado y de la propia Constitución, cual es lograr el Bien Común, lo que supone defender la existencia del Estado mismo y sus elementos esenciales como Pueblo, Territorio y Poder, gravemente amenazados entonces por la crisis económica y el terrorismo demencial.

El texto constitucional sometido a consulta popular fue elaborado en ocho meses de intensa labor constituyente, además de las tareas ordinarias, legislativa, de representación y de fiscalización que correspondieron también al Congreso Constituyente Democrático (CCD) instalado el 29 de diciembre de 1992 e integrado por 80 congresistas.

Gracias al voto popular, la bancada fujimorista (Alianza Cambio 90- Nueva Mayoría) tuvo 44 escaños y una mayoría absoluta que se expresó en la responsabilidad de hacer posible un pronto y eficiente ejercicio del poder constituyente originario.

Con el aporte de las fuerzas políticas presentes en el CCD, el nuevo texto constitucional mantuvo las instituciones que formaban ya parte de nuestra identidad como nación como la defensa de la vida desde la concepción, de la familia y de las libertades personales y sociales. Corrigió aquello que era necesario, como ir a un presupuesto público debidamente financiado y equilibrado sin préstamos del Estado a sí mismo y solo permitirle actuar en materia económica cuando la iniciativa privada no fuera suficiente (subsidiariedad). También fueron introducidas novedades institucionales como la unicameralidad, la Defensoría del Pueblo y el Sistema Electoral.

El resultado del referéndum de 1993 fue ajustado, apenas 4.48 puntos de diferencia entre el “Sí” (apruebo ) y el “No” (apruebo).

Legitimidad de origen y de contenido que explican por qué la Constitución de 1993 es la tercera Constitución más duradera de las que ha tenido el Perú y aquella que ha acompañado sus más grandes progresos sociales y económicos, pese a los defectos de sus gobernantes.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.