A «chelear» que el déficit se va a cerrar

A «chelear» que el déficit se va a cerrar

Alex Contreras deambulando en modo Ghost ha provocado un aquelarre en los medios con la reciente alza del Impuesto Selectivo al Consumo (ISC) a: cerveza, otras bebidas alcohólicas, cigarrillos y cigarrillos electrónicos (RM No. 030-24); cabe recordar, que este es el único impuesto que el MEF puede variar a su antojo, anualmente en el mes de enero, sin acudir al Congreso. Empero, en enero del 2023 se “olvido” de reajustar el ISC a la cerveza.

Las alzas del ISC a partir del 1° de marzo contemplan el aumento de: S/1.85 por caja 12 botellas grandes de cerveza (S/ 1.56 por ISC y S/ 0.28 por IGV) e incrementos variables de centavos de sol por litro a otras bebidas alcohólicas: pisco, cerveza importada, vino, espumante, ron, whisky, etc., con un leve aumento por el IGV en “cascada”. Sin embargo, ante la ola mediática que señalan que la “birra” representa el 30% de la facturación de 350 mil bodegueros; el fantasma vaciló: “…No puede haber un ajuste del 100% a partir de un mes…vamos a determinar un cronograma…” (30/1/24).

Ante la duda, arremetió Carla Sifuentes de la Cámara Cervecera del Perú (Backus 93% del mercado): “ la cerveza tiene la carga tributaria más alta de América Latina, que es más del 50% del precio ” (31/1/24). No obstante, es bueno precisar que pese a la recesión (-0.5% del PBI el 2023) los ingresos de Backus del 2023 se han incrementado en “dos dígitos” (11%) bordeando los S/ 7.500 millones (15% creció el 2022) mientras que las utilidades netas podrían llegar a 30% (24.3% el 2022), cifras que no incluyen a la sabrosa artesanal Barbarian. Ergo, se pierden empleos, la mesa palidece, pero se “chelea” al tope.

La recaudación del ISC el 2023 (excluyendo combustibles) alcanzó los S/ 5.864 millones en el 2023, que representa una caída de 8.5% (S/. 162 millones). No solo está cerveza, licores y cigarrillos sino también agua mineral y gaseosas, vehículos, juegos de azar y eventos. Empero, con la reciente alza el MEF espera obtener “S/ 293 millones por ISC y otros S/ 53 millones por IGV”. Es decir, cucharón en mano, Contreras planea rascar hasta el concolón de la olla para cumplir con la meta de déficit fiscal del 2024 de 2% que es menor a la meta del 2023 que incumplió (era de 2.4% del PBI y cerró a 2.8%) al permitir un aumento del gasto corriente (más de S/4.000 millones adicionales) sin considerar que los ingresos venían disminuyendo en un 12.3%.

Es por eso que el Consejo Fiscal ha encendido la “señal de zafarrancho de combate” exigiendo al MEF: “…que en el menor plazo posible se establezcan medidas… incrementando los ingresos -en particular los permanentes- controlando el crecimiento del gasto y reduciendo la exposición de las finanzas públicas (ante el inminente salvataje a Petroperú)…”(Comunicado No. 01- 1/2/24).

Otros afectados son los cigarrillos de tabaco y los electrónicos. British American Tobacco (BAT) maneja todas las marcas en un mercado que alcanzó los US$ 252 millones (2021), aunque un estudio de Kantar indica que el 48% de cigarros que se consumen son del mercado ilegal, mientras que en los cigarrillos electrónicos -donde lidera BAT con la marca Vuse de EEUU- se vendían US$ 4.8 millones con una tasa de crecimiento de 18.5% anual (Euromonitor 22/12/21). De acuerdo a Juan Pablo Sánchez de STLTH, este segmento podría alcanzar los S/ 100 millones donde el 90% se fabrican en China (The Guardian 30/11/19).

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter, Instagram, TikTok y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.