Cuando una sociedad sale del letargo y vence el miedo a levantar la voz, nada la doblegará. Cuando ha activado su capacidad de raciocinio, ya no podrá ser contaminada por los medios serviles. Cuando ha afinado su sentido crítico y es capaz de distinguir al cínico, aquel que camina con ropajes de verdad, con discursos dulces y maquillados, jamás será engañada. Somos una sociedad fortalecida que no se subyugará ni ante la violencia verbal de las redes sociales que distorsionan emociones a través de cobardes anónimos y mercantilistas, ni ante el dolor infligido por un gobierno medroso que abusa de su fuerza, de los gases pimienta y lacrimógenos, que no cumple su palabra y que confunde a gente de bien, a verdaderos demócratas, con violentos y odiadores. No retrocederemos ni nos esconderemos, permaneceremos vigilantes, la calle no parará. No dejaremos que atropellen nuestros derechos, ni Castillo, ni Cerrón ni ninguno de sus secuaces.
A pesar de que el 69% de peruanos piensa que se ha cometido fraude, la podredumbre de nuestras instituciones llega a tal nivel, que proclaman a un candidato, a sabiendas que no refleja la verdad electoral. Cumplen una agenda, orquestada por el nefasto Vizcarra desde el golpe de Estado del 30 de setiembre de 2019 y apoyada por este gobierno cómplice, cuyo objetivo es controlar el poder para tapar toda la corrupción. La vacancia fue un saludo a la bandera; este hombre envenenado ha continuado manejando sus hilos, a través de intrigas y puñaladas por la espalda, pues es el único sucio lenguaje que conoce para fulminar a sus adversarios.
Soy absolutamente apocalíptica respecto del gobierno de PL. Vladimir Cerrón nunca salió de escena, lo lamento por los incautos que lo creyeron y se descuidaron, por aquellos empresarios que luego de reunirse con Francke pensaron que un Castillo caviarizado o bien aceitado podría controlarse. La falsa moderación hizo pisar el palito a muchos analistas de los principales bancos del país, quienes bajo argumentaciones artificiosas y de bajísima credibilidad intentaban parar el sangrado, que el dólar no siguiese subiendo o poner un tope a los US$13 mil millones que ya enriquecen a otras jurisdicciones. Han soltado nombres de posibles ministros para distraer, para tranquilizar los ánimos de los crédulos, todo parte de un plan escrupulosamente diseñado por Cerrón.
Si es verdad que Roger Nájar, voceado como primer ministro, asume el cargo, será un incondicional del ala más extremista. Nájar fue congresista por el partido etnocacerista y posteriormente postuló al GORE Ucayali por Perú Libertario. No será la bisagra ni el amigable componedor entre Castillo y Cerrón, sino el gran ejecutor de este último: sus ojos, oídos y pensamientos. Cercanos están Guillermo Bermejo, parlamentario procesado por terrorismo, y Guido Bellido, quien ratifica la decisión de la Asamblea Constituyente y no tiene ningún empacho en declarar que en Cuba se vive una democracia y que los problemas actuales se deben a la “flexibilidad” de su gobierno.
Siempre hay algo positivo hasta en los más oscuros escenarios; en nuestro caso, el nacimiento de una ciudadanía que ha logrado fortalecer sus frágiles lazos comunes y generar un vínculo de confianza para darle una gran batalla al comunismo. Tendremos todas las instituciones en contra, pero a la calle, nadie la parará.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.