He escrito varios artículos sobre las vacunas, el primero hace tres meses titulado ¨¿Y la vacuna para cuándo?¨(27/09/2020) preocupado por las conferencias del mediodía donde nos prometían que empezaríamos a vacunar en el último trimestre del 2020. Dudaba porque en ese momento solo teníamos vacunas entrando en la fase 3 sin fecha de aprobación en ningún país del mundo. Luego conforme descubría la situación solo me quedó escribir varios domingos sobre el tema hasta ser escuchado: “Necesitamos tomar decisiones sobre la vacuna”(11/10/2020), “En búsqueda de la vacuna”(18/10/2020), “Situación de las vacunas para covid-19”(6/12/2020), y finalmente la semana pasada “Los 200,000 muertos importan”(13/12/2020), donde la prensa y la población finalmente empezaron a cuestionar el tema.

¿Pero qué fue lo que sucedió? En los meses de julio y agosto las compañías farmacéuticas trataron de cerrar acuerdos con el Ministerio de Salud donde el país se comprometía y asumía parte del riesgo, esto al parecer no fue entendido por las autoridades quienes solicitaban que tengan estudios y documentos que confirmen la seguridad y eficacia como si se tratase de una vacuna para un virus conocido. Sin embargo, en ese mismo momento otros países cerraban sus acuerdos incluso en mayores cantidades a la población que tenían porque comprendieron que tenían que estar cubiertos ya que no sabían cuál de esas vacunas iba a ser la primera en obtener su aprobación. Por eso es que hay países que han comprado 4 veces lo que necesitan para asegurar que la primera vacuna llegue a tiempo, y eso es lo que no entendió el Perú. ¿Creen que algún país nos va a vender parte de sus primeras vacunas?

En la tercera semana de octubre se decidió no firmar con AstraZeneca y la Universidad de Oxford quienes ofrecieron varios millones de dosis, sin embargo, esta vacuna es una de las vacunas que está en el contrato firmado con Covax Facility. Entonces no quisieron comprar directamente a la farmacéutica, pero sí las aceptaron a través de este proyecto de colaboración global que está encabezado por la Organización Mundial de la Salud, ¿por qué?

La semana pasada Reino Unido empezó a utilizar la vacuna de la compañía Pfizer y la empresa alemana BioNTech para inmunizar a su población, y esa es la gota que derramó el vaso, allí ya no se pudo ocultar lo evidente. Esta semana el presidente Sagasti dio una conferencia, y la conclusión es que el Perú ha firmado contrato con Pfizer, pero aún no se le ha pagado, Covax llegaría después de Julio 2020, y no tenemos cadena de frío lista para recibir la primera entrega de Pfizer. No puedo dejar de escuchar una voz que nos grita… ¡a la cola!

@sandrostapleton