Aaron Salomón

Aaron Salomón

SIN ANESTESIA

Acerca de Aaron Salomón:





Humillación al Ejército

La caviarada enquistada en el Gobierno del presidente Martín Vizcarra vuelve al ataque. A la ministra de la Mujer, la apepista Gloria Montenegro (¡que ya antes había pedido el cierre del Congreso!), se le ocurrió nada menos que impulsar la equidad de género ataviando a miembros del Ejército con delantales rosados encima de sus uniformes. Esta humillación hacia las Fuerzas Armadas no puede pasar desapercibida.

Estamos de acuerdo en que es urgente impulsar en el Perú la igualdad de derechos y deberes entre hombres y mujeres, pero vestir a militares (reitero: ¡encima de sus honorables uniformes!) con mandiles es un exceso -y una evidente provocación- que traerá cola. Ya el portavoz fujimorista, Carlos Tubino, adelantó a EXPRESO que su bancada evaluará pedir la citación del ministro de Defensa, José Huerta, ante tamaña afrenta. En tanto, el presidente de la comisión congresal de esa cartera, el aprista Jorge del Castillo, ha dicho a este diario que Montenegro deberá responder por su descarada ocurrencia. Mínimo, ¿no?

Y tan torpe es lo hecho por la señora Montenegro que no hace más que fomentar estereotipos, pues se asume que solo las mujeres deben estar dedicadas a las labores domésticas. Me pregunto: ¿acaso los cocineros no usan también delantales?

Pero esto no se trata de un caso aislado, sino, más bien, de una política general del Ejecutivo. Recordarán que Vizcarra presentó un proyecto de ley -amarrado a la cuestión de confianza aprobada- que exige la alternancia y paridad de género en las listas congresales. Esta propuesta, como ya he mencionado en anteriores columnas, atenta contra la meritocracia y es tan paradódija que, por ejemplo, un partido feminista no podría presentar una lista completa de mujeres. ¿Alguien se ha preguntado, siquiera, si la falta de participación de mujeres en el sector público es simplemente porque NO LES DA LA GANA de estar ahí?

Toda discriminación, así sea positiva como en el caso mencionado, es discriminación al fin y al cabo.

– Luego de las “oportunas” encuestas que ensalzaron a Vizcarra, este ha salido envalentonado a amenazar al Parlamento -elegido democráticamente por todos nosotros- con su cierre si no se aprueban con puntos y comas sus seis proyectos de reforma política antes de que culmine la legislatura ampliada, al considerar que la confianza habría sido rechazada. Esto es, evidentemente, inconstitucional. La cuestión de confianza ya fue ratificada y una “interpretación auténtica” a posteriori no tiene lugar. Si el mandatario disuelve el Parlamento de esta manera se convertiría en un DICTADOR.

Ante este nefasto escenario que está a la vuelta de la esquina, concuerdo con Aldo Mariátegui en que el acciopopulista Víctor Andrés García Belaunde debería suceder a Daniel Salaverry en la presidencia del Legislativo. Es el único que podría hacerle frente a la aplanadora gobiernista y sus corifeos en algunos medios de comunicación.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Janet Sánchez: “No voy a renunciar bajo ninguna circunstancia”

Janet Sánchez: “No voy a renunciar bajo ninguna circunstancia”