La ministra Gloria Montenegro clausuró el foro “Prensa y Mujer: Qué contar y cómo contarlo y la responsabilidad que debe tener cada medio para informar a la ciudadanía”, organizado por la Agencia Efe. ¿Cómo impulsar la igualdad de género desde las empresas y los medios de comunicación? Este encuentro buscó debatir cuáles son las transformaciones institucionales y editoriales necesarias para alcanzarla, junto a autoridades públicas y del sector, periodistas e investigadores sociales.

Montenegro participó en la charla sobre “Los vicios y oportunidades del periodismo para abordar la orientación de género” y afirmó muy campante que “Como autoridad está en la capacidad de identificar qué modificaciones estructurales se requieren para abordarlo de manera diferente” (?).
La coordinadora del Sistema de Naciones Unidas en Perú, María del Carmen Sacasa, expresó que “los medios tienen que ser transmisores de otras noticias, que contribuyan a una mayor igualdad…”.

El embajador de la Unión Europea en Perú, Diego Mellado, señaló que “los medios tienen un papel fundamental y son los que pueden ayudar a cambiar estas percepciones”.

La directora de Información de la Agencia Efe, Soledad Álvarez, afirmó que “se necesitan periodistas preparados en enfoque de género, para evitar prejuicios sexistas, así como la promoción de las profesionales mujeres a puestos de mayor jerarquía en los medios de comunicación. Nos han contado una historia donde apenas hay mujeres relevantes, el periodismo ha silenciado a sus mujeres, pero poco a poco van saliendo las pioneras”, anotó.

Durante el “singular” foro se trató sobre “Institucionalidad e igualdad de género”, en el que participaron la gerente de Konecta, Violeta Orozco, la jefa de la comunidad Aequales, Diana Plasencia, la representante del grupo La República, María Eugenia Mohme, y la secretaria de Comunicación Estratégica y Prensa de la Presidencia del Perú, Mónica Moreno.

La ministra Montenegro no tiene la capacidad académica ni profesional para pretender hacer “modificaciones estructurales” al Periodismo Nacional.
La coordinadora del Sistema de Naciones Unidas no nos va a decir que “transmitamos otras noticias” ya que nos ampara la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Declaración de Chapultepec y la Ley de Leyes del Perú.

Es inaceptable que un diplomático de la Unión Europea pretenda dictarnos o insinuarnos la línea editorial de acuerdo a “percepciones”.

Es inaudito que la directora de la Agencia Efe manifieste que se necesitan periodistas preparados en “enfoque de género” y que “el periodismo nacional ha silenciado a las mujeres de prensa”, eso es un agravio, ya que muchas de ellas trabajan en los medios, desde la época de Matilde Pérez Palacio Carranza, fundadora de la Escuela de Periodismo de la Pontificia Universidad Católica del Perú, o Violeta Correa, periodista y esposa de don Fernando Belaunde Terry; en la actualidad el Colegio de Periodistas del Perú tiene como decana a una dama.

Es una lástima, pena y vergüenza que los “periodistas” asistentes no hayan alzado su voz de protesta por el vejamen sufrido a las mujeres de prensa del Perú.