Alejandro Tudela Chopitea

Alejandro Tudela Chopitea

EL TONEL DE DIÓGENES

Acerca de Alejandro Tudela Chopitea:

...



Apunte preelectoral

Más de uno nos ha llamado la atención sobre lo iluso y hasta peligroso de la propuesta de no votar en las elecciones legislativas del próximo mes por un partido que lleve en su lista a candidatos con prontuario penal -así esté rehabilitado- o procesados. El argumento sería que ello descalifica éticamente al postulante cuestionado y no a los demás. Más allá de la discusión planteada o del dilema, lo cierto es que la realidad ya dio una sonora cachetada a nuestra solución ideal. Visto lo visto sobre las listas partidarias en liza, son muy pocas las que se salvan de no tener aspirantes congresales con anticuchos de ayer o sospechas de hoy y es que las organizaciones políticas existentes -en su mayoría-, por más pactos éticos que hayan firmado, dejan mucho que desear en materia de selección de candidatos o de democracia interna.

De todos modos, no creemos estar igual o peor que en los comicios del 2016 ya que, por lo menos, la aplicación de algunas normas de la aún incompleta reforma electoral, nos va librando de varios pilletes que el JNE ha excluido de la carrera parlamentaria por haber omitido o falseado datos en su hoja de vida e, incluso, hasta de una organización política que hizo cera y pabilo de las obligaciones sobre democracia interna. Algo es algo, a lo que hay que sumar una mayor transparencia gracias a los sitios digitales sobre “voto informado” implementados por el Sistema Electoral y los medios de prensa que serán de gran utilidad para que la ciudadanía averigüe y se entere verazmente a fin de emitir un voto consciente.

A estas alturas, no deja de ser preocupante -aunque nos sorprenda- los resultados de encuestas y simulacros de sufragio a nivel nacional que arrojan un alto porcentaje de indecisos y de votos en blanco o nulos y que salvo 3 o 4 partidos que pasarían la valla electoral con una bancada representativa, las demás agrupaciones políticas acabarían pulverizadas en su casi totalidad. Esto, en sí mismo, no es malo porque evitaría un Congreso fragmentado y babélico como el disuelto, pero tampoco garantiza necesariamente que la aplicación de la cifra repartidora (en la que sólo se computan los votos válidos) no vuelva a distorsionar la representación de las mayorías y minorías como en el 2016. A pensarlo bien, incluso en las colas, antes de votar. ¡Amén!



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
César Villanueva: audiencia sobre pedido para variar prisión preventiva será el lunes 2 de marzo

César Villanueva: audiencia sobre pedido para variar prisión preventiva será el lunes 2 de marzo