Alejandro Tudela Chopitea

Alejandro Tudela Chopitea

EL TONEL DE DIÓGENES

Acerca de Alejandro Tudela Chopitea:

...





Chapa tu inmunidad

La controvertida Comisión de Constitución del Congreso ha mandado al archivo el proyecto de reforma constitucional de la Inmunidad Parlamentaria presentada por el Ejecutivo y se armó el despelote. A ojos vistas, de poco ha servido la sentada entre el primer mandatario y voceros de los grupos parlamentarios.

Según el Gobierno el levantamiento de esta prerrogativa o garantía procesal penal debe efectuarla la Corte Suprema y según los padres de la patria eso no va por tratarse de una institución del derecho parlamentario que únicamente compete a los congresistas. El ubicuo presidente del Poder Legislativo, con escaso tino, recordó al jefe de Estado que para qué tanto salto si él también goza de inmunidad, aunque mezclando papas con camotes ya que en este caso se trata de una prerrogativa funcional por la que el primer mandatario sólo puede ser acusado durante su mandato por determinados delitos y no como ocurre con los legisladores cuya inmunidad es, en la práctica, muchas veces sinónimo de inmunidad penal para todo.

Con motivo de un anterior artículo, nos preguntaron si estábamos a favor de que sea el Supremo Tribunal de Justicia el competente para levantar el polémico fuero parlamentario. La respuesta fue no pero con una coletilla: tampoco estamos de acuerdo con el actual artículo 93 de la Constitución que se presta para cualquier desaguisado y contribuye al peligroso descrédito del Parlamento. Lo explicamos por segunda vez.

La norma de marras –y de paso el articulado del Reglamento congresal–, al no establecer límites desnaturaliza por completo la razón de ser de esta garantía-prerrogativa que, exclusivamente, debe operar para prevenir o impedir que los parlamentarios desde que son elegidos puedan ser procesados o detenidos por motivos políticos o discriminatorios perjudicando sus derechos y perturbando el debido funcionamiento del Congreso. Esto ya lo ha establecido claramente el TC pero no se oye Padre en el Parlamento donde se salvan a sus miembros incluso de procesos penales comunes y arrestos abiertos con anterioridad a la elección arguyendo leguleyadas de toda laya. Esto tiene que acabar.

En resumen: la inmunidad parlamentaria únicamente existe para impedir causas o detenciones políticas o politizadas promovidas desde la elección del legislador. Todo lo demás está excluido y el levantamiento de este fuero por el Congreso debe hacerse sumariamente. Si los congresistas no entienden el claro mensaje de la ciudadanía, entonces vayamos a otro Referéndum y punto. ¡Amén!





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Papelón en reforma judicial

Papelón en reforma judicial