Alejandro Tudela Chopitea

Alejandro Tudela Chopitea

EL TONEL DE DIÓGENES

Acerca de Alejandro Tudela Chopitea:

...



Encrucijada

Hace un par de semanas, sostuvimos que vista la crisis institucional que socava la gobernabilidad del país, el mal menor es el adelanto de las elecciones generales al 2020 propuesto por el Ejecutivo y sujeto a que se logre su aprobación conforme al artículo 206 de la Constitución.

Lo creemos no porque esta grave coyuntura interna fuese similar al teatro desastroso que enfrentó la Nación en el 2000 y que desembocó en esta opción electoral, sino porque aún no siendo igual, cuando el Estado Democrático de Derecho no es capaz de garantizar su debido funcionamiento y el interés general precisamente por la incompetencia y la cainita confrontación de los poderes políticos, lo menos malo es encontrar una alternativa bajo el propio ordenamiento constitucional y no cayendo en los trasnochados golpes militares o nefastos autogolpes.

Hemos escuchado que la actual crisis de poderes no reviste la gravedad de la que produjo la caída del régimen fujimontesinista y que por ello no se justifica la reforma de la Carta para anticipar los comicios generales. De hecho el disparadero no es igual pero la seriedad de la crisis que ya golpea visiblemente el proceso económico nacional mandando al traste las manidas “cuerdas separadas” de antaño obliga a buscar una salida institucional libre de militares y de dictadores.

Por supuesto, en este dilema hay otro camino democrático hasta ahora más utópico que la isla imaginaria y perfecta descrita por el gran Tomás Moro. Que Gobierno y Congreso se entiendan y comprometan en la ejecución y cumplimiento de una Agenda País confiable para la ciudadanía que permita al Perú llegar con menos sobresaltos a su Bicentenario Republicano y que haga innecesario modificar el calendario eleccionario.

Lo que sí resulta inadmisible y, prácticamente masoquista, es que se siga con esta dinámica de choque de poderes y que el Parlamento rechace a la bruta la ley de adelanto de elecciones generales condenando al país a seguir en esta crisis interminable que parece una muerte lenta. Estamos conscientes que elegir el mal menor nada asegura –tenemos sobrada experiencia en ello– pero aunque suene a tautología es el menor de los males. Por lo demás, el deplorable affaire de “Tía María” demuestra que no solo este Congreso no está a la altura de las demandas y urgencias de la Nación sino el propio Poder Ejecutivo. ¡Amén!



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Fiscalía cita a declarar a Gerardo Sepúlveda

Fiscalía cita a declarar a Gerardo Sepúlveda