Alejandro Tudela Chopitea

Alejandro Tudela Chopitea

EL TONEL DE DIÓGENES

Acerca de Alejandro Tudela Chopitea:

...





Habla Lava Jato

Las revelaciones que llegan a diario desde Curitiba sobre las megaoperaciones corruptas de Odebrecht (OD) en el Perú, adelantan, por lo menos, dos cosas: que los interrogatorios y testimonios de los “colaboradores” de OD podrán permitir abrir la caja de Pandora no solo de cuatro de los proyectos y obras conocidas sino de todos los demás en los que el Equipo Especial Fiscal determine indicios de responsabilidad penal y que el Acuerdo de Colaboración Eficaz y Beneficios firmado, más allá de las objeciones, es un instrumento idóneo para alcanzar la verdad, la fumigación de la corrupción y de los corruptos nacionales que participaron en esta defraudación y la indispensable reparación por los graves daños y perjuicios ocasionados al país.

El camino para lograr estos objetivos no será corto ni fácil, pero poco ayuda que cuando se empieza a ejecutar esta colaboración se pretenda presionar al Poder Judicial para que no homologue o valide el Convenio celebrado con OD y una atrabiliaria congresista impulse un proyecto de ley para derogar la legislación que sustenta este acuerdo. Pongamos las cosas en su sitio.

Por la modalidad y complejidad de la red criminal transfronteriza montada y operada por años por OD –corrompió a varios gobiernos–, resulta prácticamente imposible el procesamiento y sanción penal de los autores y partícipes locales del latrocinio sin la cooperación de los delatores brasileños. Por lo demás, todos estos ya acogidos a la protección de la delación premiada no pueden ser tocados por la ley peruana y, por supuesto, no pisarán el Perú. En cuanto a la insensata propuesta legal para que el procedimiento se sujete en adelante a las normas del Código Procesal Penal afectando lo ya acordado, sin duda perjudicaría y hasta paralizaría la colaboración y sus efectos.

A estas alturas, lo más prudente es que el Poder Judicial, con independencia, evalúe la razonabilidad del acuerdo y, como esperamos, termine homologándolo para su total vigencia y eficacia. De hecho, no es el mejor convenio y podría mejorarse, pero sin él nos quedamos mordiéndonos la cola y con los corruptos en la calle. ¡Amén!





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Descuidan defensa de gasoducto en el Ciadi

Descuidan defensa de gasoducto en el Ciadi