Alejandro Tudela Chopitea

Alejandro Tudela Chopitea

EL TONEL DE DIÓGENES

Acerca de Alejandro Tudela Chopitea:

...





Inmunidad impune

Según las encuestas, 7 de 10 ciudadanos –si no más– hartos del evidente otoronguismo opinan a favor de que se suprima la inmunidad parlamentaria de proceso y de arresto que protege a los padres y madres de la patria. Actualmente, la “Comisión de Alto Nivel para la Reforma Política” creada por el Gobierno viene analizando el peliagudo tema y todo indica que recomendará mantener dicha garantía procesal penal que gozan y ejercen los legisladores pero restringiendo su ámbito de aplicación. Al lado de ello, hoy mismo tenemos el caso del extravagante parlamentario Donayre –el del “gasolinazo”– requerido por la justicia para que cumpla la condena impuesta según la ley por un ilícito criminal cometido con anterioridad a su elección y por la que se hallan presos sus coacusados. Empero, la comisión congresal de Constitución opina que dicha sentencia no es de última instancia o firme y, por ende, manan kanchu con el levantamiento del fuero.

Si en este momento, la ciudadanía está mayoritariamente en contra de la inmunidad de marras es porque ya no tolera ese “otorongo no come otorongo” que practica el Parlamento Nacional y que apaña la impunidad. Sin embargo, sería un error abolir esta garantía, la misma que únicamente debiera emplearse, como sostiene el TC, para “prevenir aquellas detenciones o procesos penales que, sobre bases estrictamente políticas, pretenden perturbar el debido funcionamiento del Congreso”. A lo que agregaríamos que la inmunidad también debe proteger contra encausamientos o arrestos por motivaciones religiosas o raciales y punto. Para lo demás, verificada la documentación que sustenta la solicitud del Poder Judicial, el levantamiento de la inmunidad parlamentaria procede de plano.

Una razón más. Por si se ha olvidado la Constitución, en el Perú rige el principio de separación de poderes, y tan Poder del Estado es en lo suyo el judicial como lo es el Ejecutivo y el Legislativo, así que este nocivo otoronguismo no es otra cosa que la violación de la competencia de la Magistratura. Por último, si algún representante de la Nación considera que se vulnera su estatuto o derechos tiene la justicia constitucional para defenderse y patalear como cualquier peruano. ¡Amén!





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Dictan nueve meses de prisión preventiva para Gustavo Sierra

Dictan nueve meses de prisión preventiva para Gustavo Sierra