Alejandro Tudela Chopitea

Alejandro Tudela Chopitea

EL TONEL DE DIÓGENES

Acerca de Alejandro Tudela Chopitea:

...





Perú-Ecuador

Salimos, por un momento, de los tormentosos avatares de la coyuntura para retroceder más de 20 años. Este pequeño remanso  es cortesía de nuestro buen amigo y mejor jurista e internacionalista Eduardo Ferrero Costa que, con fina pluma, ha escrito y presentado a sala llena en la pasada FIL el  libro “Perú-Ecuador: El Proceso para Lograr la Paz”.

Eduardo, primero como miembro  de la delegación negociadora para alcanzar la conflictiva demarcación terrestre peruano-ecuatoriana  y sentar las bases de la convivencia pacífica con el Ecuador que era esquiva desde los albores de la República y luego en condición de Canciller, decidió  por fin –estamos seguros después de profunda meditación-,  entregarle al país una sesuda obra, mezcla de crónica histórica y testimonio de primera mano de lo que fueron las luces y sombras de ese difícil proceso que coprotagonizó casi hasta su culminación.

Con prosa certera y hasta diplomática a pesar de no ser profesional de Torre Tagle, Ferrero nos introduce en las espinosas décadas que siguieron a la celebración del Protocolo de Río de Janeiro de 1942, al posterior incumplimiento ecuatoriano y a los dolorosos conflictos de Falso Paquisha y de la Cordillera del Cóndor. Prosigue con la apertura de las conversaciones bilaterales, las vicisitudes de esta etapa que incluyó más de una tensión militar por las infiltraciones de tropas ecuatorianas y su retiro y las últimas negociaciones con el eficaz apoyo de los Estados Garantes para la inminente firma del Acuerdo Global  y Definitivo entre Perú y Ecuador que se produciría en Brasilia.

Por cosas del destino –o mejor dicho por una súbita “diplomacia presidencial “entre Fujimori y Mahuad y sus “emisarios secretos”- que terminará con la polémica cesión de Tiwinza, Eduardo Ferrero Costa, en una decisión que lo honra doblemente, renuncia al cargo de Canciller y se abstiene de agitar las aguas políticas que acarreó su dimisión ad portas de la suscripción del Acta de Brasilia.

 

Hoy lo cuenta todo con brillantez y objetividad y la ahora fortalecida hermandad peruano-ecuatoriana se lo agradece. ¡AMEN!

 





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Descuidan defensa de gasoducto en el Ciadi

Descuidan defensa de gasoducto en el Ciadi