Las alergias en mascotas son tan habituales o comunes al igual que en el humano, de hecho, son causa de las consultas más realizadas en los consultorios veterinarios.

Las alergias son una respuesta autoinmune del cuerpo producidas por el contacto con algún alérgeno que causa esta enfermedad, sin embargo, el catálogo de opciones es amplio, para llegar a descubrir la causa original se debe investigar en alimentos, medio ambiente, zancudos, insectos y también el temido factor estrés.

SÍNTOMAS DE EVIDENCIA

El animal empieza a rascarse, morderse y puede ocasionarse heridas o hasta exemas, asimismo estas irritaciones van de la mano con inflamación en el área enrojecida donde se ha localizado la alergia; el escozor que vemos en nuestra mascota ya es una alarma para acudir al veterinario, pues podría desencadenar un cuadro de alopecia en el pelo del animal. En el caso que la alergia sea alimentaria, esta puede presentarse con diarreas.

DESCARTE

Dado que es un cuadro de excesivo malestar para nuestra mascota, se deben hacer exámenes, como las hormonales , pero mientras se practican estos exámenes el animal sigue sufriendo con el escozor, por ello lo más adecuado es evaluar nuestro ambiente, como la cama de nuestra mascota, si hay alfombras en casa, si pasa mucho tiempo en jardines o parque, picadura de pulga o zancudo, es menester hacer énfasis que el paciente puede estar al día con sus pastillas o pipetas antiparasitarias; sin embargo basta que pique en el cuerpo del animal y la alergia se prolongue por dias. Hay que estar atentos con el aseo de casa, baño del animal, limpieza de mantas o sus propias camas y descartar comidas caceras ya que muchas veces el tutor del animal olvida mediante la humanización del animal darle comida balanceada y se inclina por el alimento de casa a diario. Dentro de la misma línea se advierte estar atentos dentro del alimento balanceado, pues probablemente nuestra mascota necesite un alimento medicado y no comercial, especialmente si el animal proviene por genética de una raza ya con un fondo alérgico preexistente, como la raza schnauzer por ejemplo, por otro lado evitar el alimento que se vende a granel pues resultan nocivos por su misma conservación ya que pueden estar infectados con hongos y tornarse tóxicos, de tal forma puede no solo ocasionarle alergias al animal sino hasta puede sobrevenir la muerte.

Dentro del tratamiento es recomendable no automedicarlo, y si ya hemos identificado el alérgeno que causa estas alergias, evitarlas, y luego acudir al especialista para la prescripción de fármacos, baños medicados o sprays atópicos recetados obviamente por el Médico Veterinario. Estas alergias se evidencian más en épocas de verano, por ende es de alta importancia ser tenedores responsables y otorgarles a las mascotas un ambiente sano y limpio, con atención veterinaria y haciendo prevención de lo que el verano trae consigo.