Columnista - Alfonso Miranda Eyzaguirre

¿Hasta cuándo la cenicienta?

Alfonso Miranda Eyzaguirre

23 may. 2020 01:20 am
A+

En 2002, cuando desaparecieron al Ministerio de Pesquería, se señaló que Produce se encargaría de formular, aprobar y supervisar las políticas aplicables a las actividades extractivas y productivas; comenzando con pesca e industria. Adicionalmente, se fijaba el plazo para que se integraran los demás sectores, en 2 años. Esto no se produjo hasta hoy y, previsiblemente, no sucederá nunca.

18 años y 20 ministros después, podemos concluir que el sector pesquero y acuícola peruano perdió mucho. Sus recursos directamente recaudados, los derechos y demás ingresos han sido destinados en muchas ocasiones a fines impropios. El ITP, brazo científico con el que contaban los pesqueros desde 1979, para dar valor agregado a los recursos hidrobiológicos, fue cambiado de nombre y desnaturalizado sin consulta previa, mediante una disposición camuflada en la Ley de Presupuesto de 2013. Hoy es ajeno al Viceministerio de Pesca y Acuicultura y sus instalaciones, otrora modernas y plenamente operativas, languidecen. Hay decenas de otros ejemplos igualmente decepcionantes.

En 2017, con un préstamo del Banco Mundial y una contraparte nacional, se dio vida al Programa Nacional de Innovación en Pesca y Acuicultura (PNIPA), como motor de inversión para mejorar el desempeño del sistema e incrementar el ritmo de innovación de las principales cadenas de valor en pesca y acuicultura (P&A). En sus primeros 2 años, el PNIPA se perfilaba como el laboratorio innovador del sector en la ruta de lograr su efectiva transformación, de cara a asumir los grandes retos de competencia en el mundo globalizado.

El PNIPA ha financiado 622 proyectos por un valor superior a los 151 millones de soles, de los cuales el Programa aportó 114 millones y las instancias ejecutoras, 37 millones. Además de este hecho, sectorialmente inédito, el PNIPA ha contribuido al surgimiento de un mercado de servicios de innovación, apoyó la modernización del marco regulatorio de la sanidad pesquera, fomentó los derechos de propiedad intelectual, creó el Sistema Geográfico de Innovación en P&A y generó muchos avances más que es imposible enumerar en esta columna.

Este Programa está estructurado para ejecutarse en 15 años y se sustenta en un Contrato de Préstamo, que tiene rango de ley. Sin embargo, existe una propuesta de absorción del PNIPA por Innóvate Perú del subsector industria. A pesar de que podría parecer racional, este cambio de reglas de juego perjudicará al ámbito P&A. No se aquilata la complejidad, diversidad y particularidad de éste, se olvida que el PNIPA no es un mero administrador de fondos concursables y que se requiere de una política especializada de fomento a la innovación para lograr la efectiva transformación del sector. El Banco Mundial y el MEF no avalarían esta posibilidad, que además de desconocer el contrato de préstamo, va en la línea de la desaparición del ITP y debilita más a la pesca y acuicultura.
Por estos padecimientos y muchos más que viven diariamente los diferentes actores del quehacer pesquero y

acuícola, recojo el clamor mayoritario de sus representantes, para demandar la consolidación del sector en un Ministerio de Pesca y Acuicultura. Éste no implicaría mayor burocracia ni un aumento en el número de carteras. Bastaría con devolver el despacho de Industria al Mincetur y restituirnos el asiento en el Consejo de Ministros que, dada la trascendencia histórica de la pesca en la vida de la república, es bien merecido. Ojalá nuestra pesquería deje de ser la cenicienta en la que la convirtieron.

Ex Viceministro de Pesquería

Post Relacionados

¡Basta de robar, carajo!

Los sucesivos desastres producidos en el Perú por terremotos, guerras, fenómenos “El Niño”, friajes y enfermedades; generalmente han sido atendidos solo parcialmente, a pesar de haberse destinado grandes sumas de dinero del tesoro público y de préstamos internacionales. Canallas y traidores que lucran a costa del Estado ante tragedias nacionales, sobran en nuestra historia republicana.

Pesca para consumo humano: cómo ganarle al virus

En 2019, la pesca y acuicultura para consumo humano trajeron divisas por más de 1,500 millones de dólares por exportaciones, lo que significó un crecimiento de 17.63% con respecto a 2018. Asimismo, representó el 45% del total de exportaciones pesqueras, incluidas harina y aceite de pescado. Adicionalmente, atendió al mercado nacional con más de 500

Hora de marcar un antes y un después

En tiempos como los que vivimos, es imposible no pensar en cómo hubieran sido las cosas, si es que esta pandemia nos hubiera alcanzado más fuertes y mejor preparados. La doctora Liliana Cabani, Decana del Colegio Médico del Perú, dijo que según la Organización Mundial de la Salud es recomendable asignar como mínimo al gasto