Columnista - Alfonso Miranda Eyzaguirre

No solo de coronavirus muere el hombre

Alfonso Miranda Eyzaguirre

28 mar. 2020 01:50 am
A+

La actual crisis del Covid-19 viene produciendo estragos que van más allá de la salud de las personas. La economía del mundo se debate entre caídas en la bolsa, paralización de actividades económicas, bajas en el PBI mundial y una enorme incertidumbre. En 185 países hay más de medio millón de personas infectadas, como testigos de esta última pandemia que ya costó la vida a unos 23,000 seres humanos y amenaza con sobrepasar los sistemas sanitarios, hasta de los países más desarrollados. En el Perú bordeamos los 700 contagiados y aunque el número de fallecimientos es pequeño, la amenaza sigue vigente y aterroriza tanto o más que cualquier contingencia vivida por nuestra población. Hasta el 12 de abril debemos observar una cuarentena que impida un crecimiento exponencial del mal que haría colapsar nuestra frágil red hospitalaria.

En este contexto, el liderazgo que viene mostrando el presidente Vizcarra, a pesar de los regateos de sus opositores y las desmedidas loas de sus mentores, resulta motivador y tranquilizante. No obstante, nuestras serias carencias e ineficiencias, el país ve a un gobernante que tiene el timón en esta mar gruesa y que se esfuerza por conducirnos a un puerto seguro. Capitaneando al equipo de ministros y funcionarios, le informa día a día a la Nación sobre las acciones llevadas a cabo para neutralizar los efectos del Covid-19, los ajustes a la política para combatirlo y los esfuerzos que todos debemos realizar. Un Presidente con la camiseta puesta; bien por él y probablemente así se lo expresen las encuestas.

Sin embargo, hay otros males como el dengue, la tuberculosis, enfermedades diarreicas, prematuridad y peso bajo al nacer, etc., que hoy afligen a nuestra especie y causan más decesos que el Covid-19, aunque se concentren en los países y sectores sociales de mayor pobreza. Hay un flagelo que mata a 6 niños por minuto en el planeta tierra hoy y diariamente; 8,500 por día, todo el año, todos los años. Se llama hambre y debe haber causado más muertes que las producidas por las guerras, desde que éstas existen. En nuestro país 3.4 millones de personas tienen una insuficiente ingesta de alimentos, y ya sabemos que la anemia y desnutrición infantil son lastres que no permite a un gran sector de los peruanos tener un desarrollo adecuado y lo condena a la marginación y pobreza a perpetuidad.

Para luchar contra esta calamidad, también nos gustaría ver al presidente Vizcarra en el puente de mando. Que se ponga la cinta de capitán para encabezar esa lucha emancipadora para miles de peruanos. Sólo así podremos decir que sí somos libres de este azote que no solo destruye el futuro de nuestros compatriotas, sino que impide el desarrollo del país. El Programa Mundial de Alimentos señala que por cada dólar que se invierte en alimentación escolar complementaria de un niño pobre, el Estado recupera 3, además de formar futuros ciudadanos productivos y competitivos.

Nuestros superalimentos pesqueros como el atún, anchoveta, pota, perico, bonito y otros; que extraen nuestros esforzados hombres de mar y procesan los trabajadores en las plantas industriales nacionales, podrían contribuir a fortalecer el sistema inmunológico de los peruanos, protegiéndolos de cualquier virus y eliminando la macabra imagen que el hambre proyecta en nuestra geografía. Recuerde señor presidente, en el Perú, no solo de coronavirus muere el hombre.

Ex Viceministro de Pesquería

Post Relacionados

¡Basta de robar, carajo!

Los sucesivos desastres producidos en el Perú por terremotos, guerras, fenómenos “El Niño”, friajes y enfermedades; generalmente han sido atendidos solo parcialmente, a pesar de haberse destinado grandes sumas de dinero del tesoro público y de préstamos internacionales. Canallas y traidores que lucran a costa del Estado ante tragedias nacionales, sobran en nuestra historia republicana.

Pesca para consumo humano: cómo ganarle al virus

En 2019, la pesca y acuicultura para consumo humano trajeron divisas por más de 1,500 millones de dólares por exportaciones, lo que significó un crecimiento de 17.63% con respecto a 2018. Asimismo, representó el 45% del total de exportaciones pesqueras, incluidas harina y aceite de pescado. Adicionalmente, atendió al mercado nacional con más de 500

Hora de marcar un antes y un después

En tiempos como los que vivimos, es imposible no pensar en cómo hubieran sido las cosas, si es que esta pandemia nos hubiera alcanzado más fuertes y mejor preparados. La doctora Liliana Cabani, Decana del Colegio Médico del Perú, dijo que según la Organización Mundial de la Salud es recomendable asignar como mínimo al gasto