Alfredo Palacios Dongo

Acerca de Alfredo Palacios Dongo:

Ex-Comandante General de la Marina de Guerra del Perú. Miembro del Consejo Consultivo de la Comandancia General de la Marina de Guerra del Perú. Consultor en asuntos marítimos. Magister en Relaciones Internacionales y de Ciencia Política.



No publican monitoreo de cultivos de coca 2018: ¿Ocultando información?

El Perú forma parte del Programa Global de Monitoreo de Cultivos Ilícitos (ICMP) que a través de la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) apoya a Estados Miembros en la generación de información cartográfica y estadística sobre la evolución anual de cultivos ilícitos de coca. En Sudamérica monitorean anualmente en Colombia, Perú y Bolivia; en Colombia y Bolivia ya fueron publicados en agosto 2019 (con datos del 2018), pero no en nuestro país a pesar que se venía haciendo ininterrumpidamente hace 17 años en conjunto con la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida).

No conocemos datos de 2018, nuestro último monitoreo fue publicado en diciembre 2018 (con datos de 2017) sin presentación pública como era habitual, pasando absolutamente inadvertido el incrementó de cultivos de coca en las 13 zonas cocaleras evaluadas, aumentaron hasta 49,900 hectáreas, 13% más que 2016 y el mayor volumen desde 2013, incidiendo en cifras que involucran la ilegal industria de la cocaína. ¿Será que los incrementos en 2018 fueron muy elevados y estarían ocultando información? Lo cierto es que tenemos vigente la Estrategia Nacional 2017-2021 aprobada en junio 2017 para atención integral de drogas y otra Estrategia Vraem 2021 aprobada en octubre 2018, pero nada ha mejorado.

Nuestra producción de cocaína se incrementó vertiginosamente desde el 2000 (141 toneladas) el 2008 (302 toneladas) con factor de conversión: 375 kilogramos de hoja seca para producir un kilogramo de cocaína), el cual está absolutamente desactualizado por alta productividad de los cultivos, especialmente del Vraem que hasta la fecha no se erradica, en 2017 ya se estimaban 491 toneladas, cantidad que podría ser mucho mayor empleando un factor de conversión real y actualizado sobre extensión y productividad de cultivos ilícitos, y producción, pureza y precios de los derivados cocaínicos.

La importancia del monitoreo de cultivos de coca radica en que presenta información a nivel nacional sobre cartografía y medición de extensión ocupada por cultivos de hoja de coca así como de la producción potencial de hoja de coca seca al sol utilizada como materia prima para producir cocaína, además determina la oferta anual de hoja de coca y los precios de ésta y de derivados de coca en las cuencas para definir las tendencias de la actividad cocalera, y toda esta información es indispensable en los países para elaborar políticas públicas y estrategias adecuadas para la lucha contra las drogas.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Gerardo Sepúlveda: solicitan impedimento de salida del país para exsocio de PPK

Gerardo Sepúlveda: solicitan impedimento de salida del país para exsocio de PPK