Alfredo Vignolo

Alfredo Vignolo

LIBERTAS OPINIONIS

Acerca de Alfredo Vignolo:





¿Cuestión de confianza o amenaza?

Si los seis proyectos de reforma política están siendo debatidos en el Parlamento Nacional y no son aprobados hasta este 25 de julio, no significa que se ha negado la confianza al Poder Ejecutivo; además, cabe precisar que no hay ningún articulado en la Carta Magna sobre este tema, para “interpretar” la cuestión de confianza, al antojo presidencial.

Que el presidente Martín Vizcarra, sus ministros y la pléyade de asesores entiendan que no existe causal constitucional, legal y jurídica para que el jefe de Estado pretenda absurdamente la disolución del Congreso de la República, amparándose en que ese poder del Estado no cumplió con sus directivas.

El Poder Legislativo de acuerdo al Estado de Derecho es autónomo e independiente y no está sujeto a los caprichos de Vizcarra.

Además en el caso de que Vizcarra plantee una nueva cuestión de confianza, no puede ser por los seis proyectos de ley.

El 30 de mayo último, Vizcarra presentó ante el Congreso de la República la cuestión de confianza relacionada con las políticas de Estado de fortalecimiento institucional y lucha contra la corrupción y propuso la aprobación de seis proyectos de reforma política sin vulnerar su esencia, fijando como plazo el 25 de julio. Insisto, el Parlamento es autónomo e independiente en lo que refiere a su política legislativa.

Cuando dice sin alterar el contenido esencial, no quiere decir que no se le pueda agregar cosas o que no se pueden hacer modificaciones, el presidente Vizcarra tiene que entender que el Legislativo no es su mesa de partes ni tampoco su contrincante para “pecharlo” a cada rato, en busca del aplauso efímero de una masa ignara que desconoce de Derecho Constitucional. El Parlamento, por lo tanto, no puede ser condicionado a aprobar o no un proyecto de ley.

El Gobierno prepotentemente advirtió que si hasta el fin de la presente legislatura no se habían logrado los votos para aprobar estos proyectos de reforma, en los términos planteados por el Poder Ejecutivo, entonces se entendería como una negativa a la cuestión de confianza solicitada y, por tanto, se procedería a ordenar la disolución del Parlamento.

“Ha pasado más de un mes y queda poco más de una semana. De los seis proyectos, ¿cuántos se han aprobado? Uno. Esa es nuestra preocupación”, señaló el mandatario.

Faltan tres proyectos completos: el proyecto de financiamientos políticos, paridad e inmunidad parlamentaria.

¿Qué puede pasar este 28 de julio? El presidente de la República, Martín Vizcarra, mediante su discurso puede agradecer al Congreso el avance de las reformas, pero no aclarar que no se ha respetado la esencia, norma y espíritu de los proyectos planteados. Si el Presidente dice que no se ha respetado la reforma que ha mandado, puede hacer de su proyecto original cuestión de confianza este 30 de julio para que le aprueben el texto o lo cierra.

Vizcarra debe ser consciente de que el poder es eventual y limitativo y no omnímodo ni menos dictatorial.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
UNMSM: Jorge Muñoz anunció que no se construirá la oreja vial

UNMSM: Jorge Muñoz anunció que no se construirá la oreja vial