De que Alianza Lima tiene fuerte arraigo popular, no cabe la menor duda. La noche del jueves tras el triunfo “blanquiazul” en Arequipa mucha gente cabizbaja levantó la cabeza y gritó, celebró, cantó, bailó hasta altas horas de la noche. Yo me quedé dormido oyendo la canción que recuerda a los potrillos que cayeron al mar de Ventanilla un aciago 8 en diciembre de 1987: “¡Se va, se va, el Alianza Lima para campeón… Se va, se va. Alianza Lima corazón…! La canción se oía de alguna emisora que asoció el festejo por la clasificación “blanquiazul” con la tragedia que enlutó el fútbol peruano. Hoy es sábado 8 de diciembre y se conmemora la caída de los ídolos del pueblo. Los sentimientos encontrados me asaltan en mancha mientras tecleo, pero dejando la emoción a un lado, se revela el triunfo de Alianza Lima 2-0 en definición por penales sobre Melgar FBC en Arequipa, triunfo que repercutió en todo el Perú. Me llamaban mis familiares desde Piura jubilosos. Y es que Alianza Lima no es un partido político, es mucho más, es un sentimiento, una pasión que se hereda de abuelo a nieto. Pude ver en mi barrio a muchos jóvenes y viejos alardear hasta el delirio, rindiendo pleitesía al técnico uruguayo Pablo Bengoechea diciendo que sería el hijo putativo del “Mago” Markarián porque ha demostrado que sabe hacer ganar a su equipo en tramos decisivos. Donde las papas queman. Y es ahí donde se ve el fuste de los bravos, a la hora de la verdad. Lo cierto es que la noche del jueves muchos ratificaron su romance con la “blanquiazul”. Los barrios más populares de Lima celebraron con euforia la clasificación a la final del Torneo Descentralizado de Fútbol Profesional 2018. Aterrizando a la realidad Alianza Lima viene de superar a Melgar de Arequipa en la tanda de penales y jugará ante Sporting Cristal la final del Descentralizado 2018 a disputarse el 12 y 16 de diciembre. Si hay igualdad se van a un partido extra en campo neutral. ¡¡Se va, se va..!!

Por: Roberto Sánchez Reyes.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.