¡Ampay, Castillo!

¡Ampay, Castillo!

El gobierno está desesperado por la revelación de Panorama respecto el esperpéntico presidente Castillo, reuniéndose a solas con Samir Abudayeh Giha, el gerente de una empresa de Biodiésel. Asimismo, con el gerente de aquella siempre embarrada estatal Petroperú; y aparentemente al final se habría unido al grupo la inefable Karelim López, quien parece actuar como la mujer de paja en todos los enjuagues que se cocinan en palacio y en el antro de Breña. Según Panorama, semejante cuarteto habría decidido que Petroperú contrate por US$73 millones la compra de biodiésel a la firma Heaven Petroleum Operators, cuyo representante es el citado Abudayeh Giha, eliminando con malas artes a quien quedó en segundo lugar en la evaluación de las propuestas. Esta vez no está Pacheco, el salvavidas presidencial. Hoy el golpe va directo al mandatario.

Esto implica una causal más de vacancia al cargo. ¿Volverá el Congreso a ser el tonto del bote? ¿Nuevamente le perdonará la vida a quien no tiene uno, sino innumerables casos similares a estos hechos de máxima corrupción: el presidente Castillo citándose a solas con proveedores del Estado, en presencia de una damisela que forma parte de las sesiones secretas que mantiene el presidente con gente opaca? Gente con quien le está terminantemente prohibido reunirse, y que luego resultan siendo adjudicatarias de contratos que le costarán millones al ya escuálido Estado –ahora empobrecido por las infames acciones de gobierno que impulsa Pedro Castillo– y acabarán redituándole millones de dólares a los empresarios favorecidos. Y asimismo, a estos intermediarios que conforman una argolla corrupta con el jefe de Estado. Por lo pronto, en medio del caos que debe existir al interior de palacio, ayer reventaron fuegos artificiales desde el gobierno agudizando las restricciones al transito así como a las reuniones ciudadanas por Navidad y Año Nuevo. ¿El objeto? Desviar la conversación del populorum. Aunque esperemos que la indigna fiscal Zoraida Ávalos ordene hoy abrir investigación sobre este flagrante delito investigado por Panorama.

No existe precedente de algún mandatario que haya perpetrado tantos –y en tan poco tiempo– actos delictuosos. Ni que se burle del ciudadano haciendo lo que le venga en gana, pese a reconocer los límites que constitucional, legalmente establece el cargo de jefe de Estado. Es decir, teóricamente lo representa a usted, amable lector. Aunque en lo que a este escriba respecta, dejaré en claro que Pedro Castillo no sólo nunca me ha representado ni me representa; sino que jamás lo hará.

¡Señores parlamentarios de Acción Popular, Alianza para el Progreso, Podemos y tal vez algún otro grupo minoritario! ¡Ha llegado la hora de zanjar esta situación! El Perú no puede ni debe ni quiere permanecer siendo gobernado por un individuo pleno de sospechas, plagado de sinvergüencerías; rebosante de mediocridades; impregnado de mentiras, etc., como es Pedro Castillo Terrones. Sabemos que algunos de ustedes protegen intereses personales. No crean que el ciudadano es tonto como piensan. ¡No malversen su honor! ¡Si ante semejante cúmulo de antecedentes existentes se sienten incapaces de apoyar una clara moción de vacancia, deberían renunciar hoy mismo!

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.