Columnista - Ana Jara

Covid musical

Ana Jara

22 may. 2020 01:10 am
A+

El mundo de la música clásica se aprestaba este 17 de diciembre a celebrar el 250 aniversario del bautismo de uno de sus hijos predilectos: Ludwig van Beethoven, el programa de celebraciones de tal magno acontecimiento comprendía conciertos, representaciones de ballet, nuevas composiciones, conferencias, un carguero musical que iba a navegar de Bonn a Viena, ciudades donde el músico vivió y realizó su obra, inclusive el ya conocido Festival de Beethoven de Bonn tuvo que ser cancelado por la actual pandemia. Se ha anunciado que el 250 aniversario beethoveniano será extendido hasta septiembre del 2021 para poder cumplir con el programa previsto, el cual ya había sido iniciado antes de la crisis sanitaria. Alemania es quizás el país más musical del planeta, con una herencia y tradición que viene desde Bach a Stockhausen, donde un tercio de su población declara su afición por la música clásica, algo que no tiene rival en ninguna otra parte, salvo en Japón y Rusia donde se encuentran cifras similares, no llama la atención que su máxima figura política la señora Angela Merkel, considerada por la revista Forbes como la mujer más poderosa del mundo, sea una confesa amante de la música clásica, infaltable asistente todos los años al Festival de Bayreuth donde acuden en peregrinación los wagnerianos que hasta aguardan años en conseguir una entrada.

Hoy el Covid-19 lo ha cambiado todo, los festivales musicales tan aguardados como el acabado de mencionar, y otros tanto como los de Salzburgo (Austria) y Lucerna (Suiza), han quedado fuera, con la diferencia de que Alemania, único país en el mundo que tiene en lo alto a la cultura, cuyo Estado no considera un lujo para nada y porque están en condiciones de hacerlo, de gastar la friolera suma de 50,000 millones de euros para amortiguar el control de daños que ha ocasionado el virus al sector más querido por el pueblo alemán, y que lo hace sacar pecho por tener 130 orquestas sinfónicas apoyadas por subvenciones públicas, algunas de las cuales están entre las mejores del mundo, como la Filarmónica de Berlín, la Gewandhaus de Leipzig y la Staatskapelle de Dresden.

Quizás sea por esto, que no se han quedado con los brazos cruzados y a iniciativa de los mismos músicos han encargado investigar a sus excelentes universidades qué protocolos pueden seguirse para volver a los escenarios sin poner en riesgo a los músicos y menos al público, es así que investigadores del Instituto de Mecánica de Fluidos y de Aerodinámica de la Universidad de Bundeswher en Munich han encontrado que el riesgo de contagio entre los músicos no alcanza ni a medio metro al tocar sus instrumentos, y en el peor de los casos para máxima seguridad puede darse un margen de metro y medio de separación, hay más de estos estudios que casi coinciden y que abren esperanzas que podamos escuchar en vivo a sus maravillosas orquestas.

Post Relacionados

Corrupción en tiempos de emergencia sanitaria

El recuerdo más reciente de una enfermedad infecciosa a gran escala que teníamos los peruanos era el “cólera” allá por 1991, con más de trescientos mil contagiados y alrededor de tres mil muertos, epidemia que afectó también a la mayoría de países de América Latina; han transcurrido casi treinta años de este nefasto episodio de

Sin vida no habrá economía

A pocos días de cumplir los peruanos casi dos meses de cuarentena, el gobierno del presidente Martín Vizcarra ha tomado una delicada decisión, para muchos esperada vista la gravísima afectación de sus ingresos familiares que no les permite ya sobrellevar el aislamiento obligatorio al no tener qué comer, y otros que la consideran un error

La información en tiempos del coronavirus

Desde esta columna entendemos de la enorme carga que pesa sobre los hombros del Ejecutivo, de tener que comandar la administración del país en épocas de crisis sanitaria por la letal Covid-19 que no solo trae mortandad (1051 personas al 30ABR.) y resquebrajamiento en la salud de miles de nuestros ciudadanos, sino también terribles consecuencias