Ana Jara

Ana Jara

LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES

Acerca de Ana Jara:



Cuidado con el mal entendido espíritu de cuerpo

A escasos días de los comicios electorales para elegir a un nuevo Congreso, que si bien su periodo será de corta duración, su papel no obstante será estratégico para consolidar a las organizaciones políticas allí representadas y a sus líderes o para sepultar cualquier aspiración a ser el Gobierno del Bicentenario de nuestra independencia, allá por el 2021. Al escribir estas líneas, yo ya he decidido mi voto, confieso que esto no ha sido fácil, porque siendo conscientes, en todos los partidos se cuecen habas, parafraseando un refrán, es decir que no hay ninguno en contienda, que no tenga problemas o circunstancias que empañen la oferta electoral que representan, mayormente a causa de varios de sus candidatos a los que se les ha descubierto anticuchos o rabos de paja, o porque su performance en el Congreso disuelto los ha etiquetado como obstrucionistas o beligerantes, según el caso.

Y ha sido difícil también decidirme porque en varias tiendas políticas tengo a personas que aprecio, que conozco gozan de vocación de servicio y que si llegasen a ser elegidos(as), no se podrá decir de estos(as) “que se la encontraron”, sino que en verdad llegaron al cargo por su ascendencia y trayectoria personal y/o profesional; pero como bien se sabe no es posible votar por más de un partido político en las elecciones, solo se puede hacer por uno y de ahí sí, dos opciones entre sus candidatos. Así que ya está, votaré por dos mujeres, dos nuevos cuadros políticos que refrescarán nuestra desgastada clase política, me decidí por ellas por ser especialmente activistas de los derechos de la mujer y otras poblaciones vulnerables, espero no me decepcionen, como me ha sucedido en estos días y estimo también a muchos; que si bien existe la lealtad hacia la organización que les da la oportunidad de postular, en ninguna circunstancia se puede salir en defensa de esta, si lo que es objeto de controversia o crisis, contraviene sus principios y valores (del candidato y/o congresista), sobre todo de carácter ético, ya que estos deben estar por encima de cualquier consideración, “a cuidarse del mal entendido espíritu de cuerpo”.

Espero también que esta nueva conformación parlamentaria no se envanezca como sucedió en su mayoría en el Congreso disuelto, el poder político se ejerce con responsabilidad, nunca se debe llegar al extremo de pretender encimarse sobre otro(s) poderes del Estado, porque la Constitución y la ciudadanía demandan equilibrio, diálogo, democracia, no el ejercicio del poder por el poder, porque está visto que este tarde o temprano regresará al pueblo y les pasará la factura por su desempeño descartándolos como opción política. A quienes salgan elegidos, se les pide estar a la altura de un Congreso digno del preludio de nuestro Bicentenario, de ustedes depende su supervivencia o sostenibilidad en el tiempo.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
JNJ inicia procesos contra Pedro Chávarry y Tomás Gálvez

JNJ inicia procesos contra Pedro Chávarry y Tomás Gálvez