Ana Jara

Ana Jara

LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES

Acerca de Ana Jara:





Evaluando universidades

  • Fecha Viernes 14 de Septiembre del 2018
  • Fecha 2:50 am
  • Tag

Apareció el nuevo ranking mundial de universidades 2019, en la versión de Quacquarelli Symonds (QS) donde se evalúan a más de 800 universidades de todo el mundo sobre la base de una metodología que se basa en seis indicadores tales como: reputación académica (40 %), reputación del empleador (10 %), proporción docente/estudiante (20 %), citaciones por facultad (20%), proporción de catedráticos internacionales (5 %) y porcentaje de estudiantes internacionales (5 %), es junto al ranking de la Universidad de Shangái el más prestigioso del mundo, y para dar una idea de lo que estamos diciendo, por ejemplo en el indicador de reputación académica se trabaja con base en una encuesta realizada a 80,000 expertos a quienes se pide evaluar la calidad de la enseñanza y el nivel de investigación de las universidades que aparecen en el ranking, siendo de esta manera en su género la encuesta de opinión más grande del mundo.

Estados Unidos sigue liderando el ranking al tener cinco de ellas en los diez primeros lugares y encabezando la lista con cuatro de ellas lideradas por el famoso MIT (Instituto Tecnológico de Massachussets) con casi 80 premios Nobel que egresaron de sus aulas y seguido por universidades de enorme prestigio mundial como Stanford, Harvard y el Caltech. En relación con la presencia de universidades peruanas en él, es lamentablemente casi inexistente, con solo tres de ellas que aparecen en lejanas posiciones como es el caso de la Pontificia Universidad Católica del Perú, ubicada en el puesto 551 y descendiendo ciento veinte posiciones con respecto al año anterior y casi en la cola de la clasificación encontramos a la Decana de América, la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (única pública peruana que aparece) empatada en el puesto 801 con la privada Universidad Cayetano Heredia, dicho sea de paso la que mejor reputación tiene en lo que es investigación.

Aquí cabe hacer una reflexión para tratar de entender el porqué de esta situación en cuanto a las universidades de nuestro país. Se adujo que una de las razones por las cuales era necesaria una nueva ley universitaria era porque teníamos presencia nula en los rankings universitarios mundiales; sin embargo, vemos que a cuatro años de vigencia de la nueva ley seguimos igual o peor que antes en cuanto a presencia en clasificaciones de este tipo y solo con ver los rankings de años anteriores podemos comprobarlo; es más, la Católica, como hemos visto aquí, desciende fuertemente y las otras se mantienen pero en los últimos lugares. Aparte de ellas, cero participación.

Urge una revisión la Ley Universitaria para potenciar académicamente a nuestras universidades de manera que puedan competir con las mejores del mundo y no solo con nuestros vecinos que nos aventajan, como Argentina, que tiene casi una veintena de universidades en el ranking mundial. Nuestra preocupación no solo debe ser estar preocupados porque no vuelvan a existir la extinta ANR sino de fortalecer y hacer énfasis en tener universidades competitivas e internacionalizadas de acuerdo a la era en que vivimos.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Bono y el Papa Francisco hablan sobre abusos de la Iglesia

Bono y el Papa Francisco hablan sobre abusos de la Iglesia