Ana Jara

Ana Jara

LOS PUNTOS SOBRE LAS ÍES

Acerca de Ana Jara:






¿Pero qué necesidad?

Cual si fuera un bisoño en temas de inteligencia, lo cual está descartado al haber pertenecido al GEIN, el ministro del Interior Gral. PNP (r) Carlos Morán Soto ha puesto en el ojo de la tormenta al Gobierno de Martín Vizcarra, al disponer el envío de un vehículo con placa y personal policial simulando ser Prensa, a los exteriores de la vivienda del expresidente Alan García Pérez (AGP) y en cuyo interior fueron hallados equipos de comunicaciones a decir por la versión oficial del Ejecutivo, utilizados para monitorear imágenes en tiempo real, mas no para interceptaciones telefónicas.

Detectada la presencia del vehículo “se armó la pampa”, dándose cuenta de incidentes poco claros como el arrebato en medio de una trifulca entre policías y militantes apristas, de un maletín negro cuyo contenido se desconoce, de uso de los efectivos del vehículo y que ahora se señala se puso a buen recaudo en el mismo lugar, lo que no se ha probado y es difícil de creer.

La imputación por este evento, como era de esperarse por parte de Alan García, es de “chuponeo”, de “prácticas montesinistas” y culpa sin tapujos no al ministro, sino al actual presidente Vizcarra, lo cual genera suspicacias porque sabemos que la responsabilidad política del sector es de su titular.

No soy experta en Tecnología de las Comunicaciones pero desde el punto de vista político, es evidente que si como dice la versión oficial del Mininter, esto obedece a un Plan de Protección de Autoridades y siendo reservado se mantiene en secreto, sometiéndose a los peritajes que la Fiscalía disponga, la cual ha abierto investigación por Presunta Interceptación Telefónica, la que es negada en todos los idiomas por el Ejecutivo; el ministro Carlos Morán ha actuado con monumental torpeza, irreconocible en un experto en inteligencia, al darle en la yema del gusto a quien (AGP) con urgencia necesitaba voltear la tortilla del enorme revés sufrido al habérsele negado un pedido de asilo, pretextando sufrir persecución política para asumir la posición de victima de chuponeo.

No creo que Vizcarra recurra a esta prácticas ilegales, me inclino a pensar que el ministro Morán ha actuado en la creencia de que sus credenciales de ex GEIN y los altos índices de popularidad de la población hacia el presidente Vizcarra, lo protegerían de cualquier crítica o controversia, además del runrún de su cercanía al Partido de la Estrella; y no ha medido tamaña torpeza con su Plan de Operaciones, que si bien a la fecha no ha hecho tambalear al actual Gobierno por el efecto teflón del que goza, sí le ha generado titulares y una investigación fiscal, cambiando la agenda política y mediática del país. Francamente.

Todo esto tiene un costo político y haría bien el ministro del Interior en asumirla; bastaría con recordar que estos cargos son fusibles.

Ana Jara

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Paralizan la obra y demandan al Perú en el exterior

Paralizan la obra y demandan al Perú en el exterior