Ángel H. Romero Díaz

Acerca de Ángel H. Romero Díaz:

Presidente de la Asociación Nacional de Magistrados del Perú 1991-1992. Presidente de la Corte Superior de Lima 2007-2008. Actualmente Presidente de la Primera Sala Contenciosa Administrativa de la Corte Superior. Juez Superior 1989 hasta la actualidad.



Patrimonio de la humanidad

El lunes de esta semana el mundo entero vio a través de la televisión cómo el fuego acabó con una parte importante de la catedral de Notre Dame, una monumental reliquia arquitectónica considerada como Patrimonio de la Humanidad por su gran valor estético e histórico de Francia. En pocas horas inmensas lenguas de fuego dieron fin a siglos de historia en uno de los principales monumentos de Francia.

Se trató de un cuadro dantesco el que tuvimos que contemplar absortos, quienes entendíamos, por cultura, el incalculable valor de esta obra de arte que por siglos cautivó a la humanidad. No en vano esta joya gótica recibía, cada año, a más de 14 millones de visitantes procedentes de los países de las distintas latitudes del mundo, siendo una de las principales fuentes de ingreso turístico para la Ciudad Luz.

Este hecho nos ha dejado conmovidos a todos. Decenas de obras de arte y reliquias expuestas al fuego. Jamás habíamos imaginado que un hecho de esta naturaleza ocurriría en  uno de los monumentos más atractivos del mundo. Esta catedral tiene más historia que otras similares en el mundo. Recordemos que Napoleón escogió sus ambientes para ser coronado como emperador en 1804 y fue en ese escenario en el que el pueblo victorioso celebró jubiloso la liberación de París del ejército nazi en 1944.

Los daños han sido incalculables. Y quizás más que materiales, han sido las muestras culturales de siglos de historia las que se han perdido con el fuego. Nadie duda en reconocer que la catedra de Notre Dame es el símbolo de la cultura europea. Los expertos han señalado que la recuperación de este valor histórico se tomará su tiempo y se calcula que quizás en cinco o hasta diez años pueda decirse que la obra ha concluido.

Como ocurre en toda catástrofe de esta naturaleza se hace difícil precisar con exactitud el origen del siniestro. Se dijo, sin embargo, desde un principio que se trató de un accidente en las obras de restauración de la aguja que se encontraba en pleno proceso. Como quiera que fuere, el daño es irreparable. Se ha tratado de un golpe muy duro a la memoria histórica de toda una cultura, no sólo de la francesa, sino de Europa en su diversidad.

Los presidentes y principales líderes del mundo se han pronunciado, todos ellos en conjunto, lamentando muchísimo lo sucedido. El presidente francés,  Emmanuel Macron, respondió a la prensa internacional y en mensaje televisado abrigó su esperanza de que la catedra se haya reconstruido en los cinco años siguientes. “El incendio de Notre Dame nos recuerda que nuestra historia no se para jamás y que siempre tendremos pruebas que superar. Que lo que creíamos indestructible puede también destruirse. Que todo lo que hace a Francia material, espiritual y viva, y por tanto también frágil. No debemos olvidarlo”, expresó el mandatario.

El papa Francisco, por su parte, expresó su deseo de que Notre Dame vuelva a ser patrimonio de la humanidad en el más corto tiempo posible. “Espero que la catedral de Notre Dame pueda volver a ser, gracias al trabajo de la reconstrucción y la movilización de todos, ese hermoso espacio en el corazón de la ciudad, signo de la fe de quienes la construyeron, iglesia madre de su diócesis, patrimonio arquitectónico y espiritual de París, Francia y la humanidad”, dijo.

A su vez el presidente de Estados Unidos Donald Trump, hizo llegar sus “condolencias” al presidente Macron. Trump ha ofrecido la ayuda norteamericana para la rehabilitación del templo, según dio cuenta la prensa internacional. Como podemos notar, la reacción del mundo ha sido favorable, como no podía ser de otra manera. Ojalá que más temprano que tarde, podamos volver a contemplar esta obra de arte reconstruida.

Al cierre de escribir este artículo me entero del fallecimiento de Alan García a quien conocí desde 1978. Que descanse en paz y mis condolencias a su familia.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Álvaro Gutiérrez: Vilca es la ministra de Nadine Heredia

Álvaro Gutiérrez: Vilca es la ministra de Nadine Heredia