Los Morados pretenden que el Congreso deniegue la confianza al gabinete de Guido Bellido porque “no cree en la democracia, los derechos humanos, la lucha contra la corrupción y el terrorismo”. Y lo dicen quiénes nos chantaron como encargado de la presidencia a Francisco Sagasti. Sí, el mismísimo que atesora autógrafos de sanguinarios terroristas del MRTA; continuador del corrupto y genocida régimen de Martín Vizcarra; azuzador de las revueltas callejeras de noviembre 2020 para reponer al vacado Vizcarra, cuando su intención era traerse abajo al sucesor del lagarto, el acciopopulista Manuel Merino de Lama, constitucionalmente designado por el Congreso, para ser él quien se encargara de la presidencia. Los morados estarían aclamando a Bellido si alguno hubiera sido nombrado en ese gabinete, porque solo le importan su migaja de poder.
Pedro Castillo, ex militante de Perú Posible, sindicalista magisterial, profesor y hoy presidente, tiene la potestad de formar su gabinete con quien quiera. Vladimir Cerrón, máximo líder de Perú Libre (partido de gobierno) se autodefine como marxista, leninista, mariateguista y, como Castillo, es admirador del castro-chavismo; es más, ambos consideran que en Cuba y Venezuela hay democracia. ¿A quién se le ocurrió que la izquierda radical no coparía su gobierno? Solo un infante podría creer que al votar por un abierto comunista, éste dejará de serlo. Hay que ser muy ignorante para creer que van a ser pro LGTB, ideología de género y “demás pelotudeces democráticas”, como las llamó Guillermo Bermejo, electo congresista, investigado por terrorismo.
La progresía votó por Castillo simplemente por odio al fujimorismo. Ahora –“pobreositos”- están en desacuerdo con las decisiones de su candidato. Los comunistas son machistas (tenemos un gabinete con apenas dos mujeres; gente de ese partido, como Nájar, con 30 años embarazó a una jovencita de apenas 14). Los comunistas repudian la homosexualidad: el MRTA y Sendero Luminoso asesinaba gays por ‘limpieza social’; el vulgar y pedófilo Evo Morales dice: “No queremos servidores públicos que estén chupando vergas”; en la precampaña electoral venezolana de 2012, Nicolás Maduro presumió de ser muy macho e inventó que su contrincante Capriles era homosexual, intentando descalificarlo.
Quienes votaron por esa mugre para el Perú son: los dignos, los FujimoriNuncaMás, los NoAKeiko, los resentidos sociales, los progres, y rojicaviares. simpatizantes del terrorismo. Así que apechuguen su voto; que los capitalistas sabremos luchar contra el comunismo, mientras los morados y otros pusilánimes pueden seguir llorando por la teta perdida del Estado.
El gabinete Bellido debe recibir la confianza del Congreso, único fuero oficial para luchar por nuestro sistema capitalista y la verdad. La doctora Martha Chávez lo tuiteó con claridad “…me preguntan si hay que darle confianza al gabinete… Aunque no me toca parte alguna en la toma de esa decisión, opino que HAY QUE DÁRSELA. Ese será uno de los caminos (otra la Comisión Investigadora) para probar el fraude”. ¡De eso se trata!

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en Facebook, Twitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.