Ántero Flores Aráoz

Ántero Flores Aráoz

POLÍTICA DE ESTADO

Acerca de Ántero Flores Aráoz:



Minería y responsabilidad social

  • Fecha Viernes 13 de Septiembre del 2019
  • Fecha 2:10 am
  • Tag

Una de las principales actividades que solventan la economía del país, sino la primera, es la minería, que pese a ello es vapuleada por antisociales que no desean el desarrollo de nuestra patria y permanentemente están soliviantando a los pobladores de zonas de exploración y explotación minera, así como a las comunidades aledañas.

El propósito de los antisociales a los que nos referimos es que el Perú no prospere, para así tener campo abonado para sus ideas retrógradas con las que fácilmente venden “sebo de culebra” y en los procesos electorales consiguen votación importante bajo la mentira que la minería se lleva todo y no deja nada. Lamentablemente la mentira encuentra audiencia y, más cuando se le machaca a diario que las mineras son “explotadoras”, pero no dicen que los explotadores son los titulares de la minería informal e ilegal, pero no la moderna que cumple con los estándares internacionales, que además paga impuestos encima de promedios mundiales, solventa también regalías y no se queda en ello, pues muchas veces asume responsabilidades que corresponden al Estado, como son educación, salud y hasta infraestructura.

Adicionalmente una parte del impuesto a la renta va como canon a los gobiernos regionales y municipales de la zona de explotación minera. El general Jorge Carcovich, cuando estuvo alejado de sus actividades castrenses, colaboró con el sector minero formal y me comentaba que no era necesario buscar modelos de convivencia social en otros países mineros, pues teníamos ejemplos cómo algunas mineras en el Perú habían sabido conseguir el respaldo comunitario con acciones en que permitían a los pobladores de la zona minera ser los proveedores de la alimentación para sus trabajadores, se les entrenó y adiestró en tareas de pastos y ganados, también en piscicultura en ríos y lagos de sierra, además de ayudarlos en la infraestructura necesaria para ello, llegando incluso a ocupar a la mano de obra no calificada de la zona en actividades en que no se requería de conocimientos especializados, con el logro de la inserción laboral.

Con las actividades mencionadas anteriormente se pudo obtener que las comunidades vecinas se sientan y sean parte del desarrollo y mejora de su calidad de vida, pero para ello las mineras deben tener interlocutores válidos y específicamente vecinos preparados de la zona, que conozcan las necesidades de la población y que entiendan a sus componentes y, más aún, que las mineras en unión con el Estado cumplan con las promesas ofertadas y no “mezan” a los pobladores.

Los funcionarios extranjeros poco entienden la sensibilidad de la población, por lo cual es mejor que permanezcan en sus cómodas oficinas capitalinas, antes que perturbar las tareas de los que comprenden, sienten y pueden resolver las inquietudes de quienes podrían verse afectados. En la forma señalada se evitará las acciones de quienes como buitres se lanzan detrás de poblaciones y comunidades nativas para obstaculizar la actividad minera, pero siempre debiendo el Estado hacer su parte, que penosamente hoy no hace. El



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Declaran inadmisible lista de candidatos de Solidaridad Nacional

Declaran inadmisible lista de candidatos de Solidaridad Nacional