Ántero Flores Aráoz

Ántero Flores Aráoz

POLÍTICA DE ESTADO

Acerca de Ántero Flores Aráoz:






Necesarias reformas

Desde hace mucho tiempo clamamos por tener un Estado eficiente y desarrollista, que ayude a los administrados a elevar sus niveles de vida, comenzando con educación y salud de calidad, para pasar a infinidad de oportunidades que los saquen del subdesarrollo y del conformismo ancestral.

En momento en que estamos a un par de años del bicentenario de la Independencia, como era de esperarse, nos hacemos infinidad de buenos propósitos, nombramos comisiones por doquier, todos quieren hacer algo para esa efeméride, tanto en obra física como intelectual y artística, pero al final nada relevante, por lo menos hasta ahora.

Más allá de la oportunidad que daría la celebración de los doscientos años del grito libertario, necesitamos reformas en nuestro Estado, pues vemos que no camina como deseáramos, pero también reformarnos a nosotros mismos para dejar la inacción e indolencia a que estamos acostumbrados, por el compromiso serio de ser excelentes ciudadanos, nutridos en valores y cumplidores de la normatividad legal.

Hace pocos días leía la columna de opinión periódica de Juan José Marthans, quien afirmaba que “lo primero que debemos discutir es como reformar a nuestro Estado. Hoy tenemos un Estado sobredimensionado, sin capacidad de gestión, plagado de ineficiencias y corrupción, incapaz de presentar un mínimo de institucionalidad”.

Cuánta razón tiene Marthans y cuán lejos de alcanzar metas para ingresar al OCDE tiene el Perú, con desconocimiento de nuestra triste realidad distante del desarrollo, en que ni siquiera hemos sido capaces de instruir al Ceplan en la priorización de su actividad, como debería ser la propuesta de rediseño de nuestra organización territorial, con especial empeño en el régimen de descentralización vía regionalización, la que hasta ahora es un fracaso, en que se han transferido recursos y facultades pero se ha incrementado la empleocracia pública.

Deberíamos también compatibilizar los planes de productividad y de competitividad con la reforma del Estado en que algunos avances ya hay, por lo menos en la etapa inicial, pues para reformar el sistema judicial ya hubo una comisión presidida por Allan Wagner que ha entregado un derrotero, y para la reforma política hay otra comisión presidida por Fernando Tuesta que ha elaborado sus propuestas.

Pese a los pequeñísimos avances a los que nos referimos, necesitamos que el Congreso y el Poder Ejecutivo coordinen y concuerden una agenda parlamentaria para priorizar toda la temática de reformas del aparato estatal, siendo indispensable que se deje la agendita menuda de leyes declarativas, no mandatorias, además de las irrelevantes, intrascendentes y las absolutamente innecesarias, disculpándome de la reiteración de adjetivos, pero son tan malas que retuercen el hígado hasta del más santo.

En las reformas que el Estado requiere, no podemos dejar su confección a simples burócratas que desconocen la realidad y no tienen experiencia del lado de los administrados. Necesitamos del compromiso de la sociedad civil, la academia y principalmente del empresariado que crea puestos de trabajo y está a la vanguardia de nuestro desarrollo. De una vez, mañana será tarde.






ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Exigen la renuncia del procurador Jorge Ramírez

Exigen la renuncia del procurador Jorge Ramírez