Ántero Flores Aráoz

Ántero Flores Aráoz

POLÍTICA DE ESTADO

Acerca de Ántero Flores Aráoz:



Responsabilidad penal

No necesitamos ser penalistas, esto es abogados especializados en el Derecho Penal, para conocer una verdad de Perogrullo, es decir, que las responsabilidades penales son personales, no son grupales ni colectivas, salvo que todo el grupo o colectivo haya sido partícipe en el ilícito penal, sea como autor material, autor intelectual, facilitador, encubridor, cómplice o algunas otras calificaciones.

El principio, que no requiere de mayor explicación, es que cada persona es responsable de sus actos al igual que de sus omisiones, y que ni ellos ni las autoridades pueden pretender “echarle la pluma” a otras terceras personas.

Nos ocupamos del tema, pues ya se está haciendo una perniciosa costumbre en que, por tener relación, sea familiar, amical, societaria o simplemente de conocimiento, con algún investigado penalmente, con acusación fiscal o sin ella, e incluso hasta con sentencia condenatoria, se trate de ampliar la responsabilidad penal, a cuanto conocido tuvo o tiene el sometido a algún procedimiento, incluso indagatorio, en el campo penal.

La mala costumbre a la que nos referimos no solamente involucra a indagados y procesados, a las autoridades del Ministerio Público y Poder Judicial, sino también a cierta prensa sensacionalista, que al involucrar a terceros, sea por simple conversación telefónica, por haberse encontrado en algún compromiso social y en cualquier acto absolutamente inocente con el procesado, prácticamente en forma automática se le considera como autor o partícipe del desaguisado de carácter penal.

Realmente es muy fácil atentar contra el prestigio, buen nombre y reputación de las personas, pero muy difícil limpiarlas de las acusaciones impertinentes y de las frases sugestivas respecto a responsabilidad por acto ilícito, en que no tienen nada que ver. Cotidianamente vemos en la prensa insinuaciones, cuando no afirmaciones, respecto a responsabilidades de terceros que no tienen nada que ver con hechos investigados y, como repetimos, por la sola circunstancia de tener parentesco, amistad o simple conocimiento con los investigados.

Lo cierto es que nadie debería recibir penitencia por malas acciones de otros, ni tampoco indulgencias por las buenas, ya que como repetimos una vez más, cada quien debe responder por sus propios actos u omisiones, las que no tienen por qué perjudicar a terceros.

El tema nos hace recordar la irresponsabilidad de alguna prensa que quiere hacer noticia y rating, con la violencia, la corrupción y los hechos de sangre, olvidando que una cosa es informar, lo cual es su obligación, y otra muy diferente es involucrar o hacer insinuaciones de supuestas participaciones de los relacionados con las personas investigadas y no borrará el daño causado por ello.

Nos reafirmamos, informar sí, enlodar no y menos cuando hay presunción de inocencia dispuesta en la Constitución y en los tratados internacionales de Derechos Humanos de los que el Perú es signatario o adherente.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Ministro de Transportes y Comunicaciones autorizó pago de S/13 millones a empresa del ‘Club de la Construcción’

Ministro de Transportes y Comunicaciones autorizó pago de S/13 millones a empresa del ‘Club de la Construcción’