Columnista - Antonio Ramírez Pando

Miserias humanas en redes sociales

Antonio Ramírez Pando

Director del diario Expreso, director del diario Extra, director de la Enciclopedia Escolar. Analista político, Asesor de imagen. Estudio Sociología, Periodismo, Derecho y Ciencia Política. Diseñador gráfico

19 abr. 2019 07:55 am
A+

La muerte de Alan García ha desatado odios y pasiones, lo que era normal para un personaje polémico como él, ya que vivió siempre entre la polémica.

Pero también ha destapado las miserias humanas, ver cómo ciertas personas se regocijan con la muerte de García y bailan sobre su cadáver, esto nos muestra una sociedad enferma, una sociedad corroída por el odio, una sociedad inyectada por el virus de la venganza, esta es la nueva sociedad que tenemos, de carroñeros, de sicarios mediáticos, y de sádicos que gozan con el dolor ajeno.

Asimismo con la muerte de García se está comprobando que ha crecido la población de imbéciles en nuestro país, esos que han creado la teoría conspirativa tan descabellada de que Alan García no ha muerto y que ha fingido su muerte para escapar de la justicia, en complicidad con toda la prensa peruana, ya que habría coimeado a todos ellos con el dinero mal habido que tenía para ocultar su escapatoria con el mago Houdini. También exigen por las redes sociales estos “genios” con una sola neurona que muestren el cadáver de Alan García, ya que el que está en el ataúd es otra persona.

Estamos viendo nacer una sociedad de envidia, de intolerantes, de mezquinos y de difamadores, que llevará a la degradación de nuestra sociedad, pronto tendremos en todos lados a personas intolerantes, personas sin valores, que no respeten la vida humana. Estamos ante una nueva generación de enfermos mentales.

Nuestra sociedad está enferma, hay que reconocerlo, la vida humana la miramos con desprecio, los valores son cosas del pasado, los buenos modales son para los viejos, ya que para la nueva generación no tiene importancia, para ellos la palabra solidaridad no existe, la palabra compasión no está en su léxico. Estamos creando una sociedad de monstruos, de androides, de zombis.

Hay que buscar cómo derrotar el odio, ya que así no vamos a ningún lado, no podemos convivir con los insultos, con envidia hacia los demás, difamando a los demás, nos estamos destruyendo entre nosotros. Depende de nosotros qué tipo de sociedad queremos y del esfuerzo que hagamos para lograrlo.

Yo sé que la muerte de Alan García siempre va a ser polémica y entrar en el debate por este suceso puede herir sentimientos, no puedo decir que su suicidio fue por miedo de ir a prisión o por quererse inmolar y limpiar su nombre, el tiempo nos dirá si su decisión fue un acierto o un error.

Entre el martes y el miércoles conoceremos toda la verdad, sabremos si la tesis de los fiscales es confirmada por Barata, de que el empresario Atala recibió más de 4 millones de dólares, que luego los depositó a Nava, hombre de confianza del expresidente, y que en verdad dicha coima era para Alan García, o que García no sabía nada de este dinero.

Lo único que pregunto es por qué la Fiscalía no esperó cinco días hasta que declare Jorge Barata para pedir una medida coercitiva de prisión preventiva de 36 meses con dicha declaración o sabía la Fiscalía que Barata no iba a involucrar a Alan García.

Puedes encontrar más contenido como este siguiéndonos en nuestras redes sociales de Facebook y Twitter.

Post Relacionados

UNA COSA ES PRUEBA RÁPIDA Y OTRA ES PRUEBA MOLECULAR, SEÑOR PRESIDENTE

Señor Presidente, no confunda pruebas rápidas, que la OMS no recomienda usarlas, con pruebas moleculares, que sí las recomienda. Aquí le explico con un ejemplo sencillo: Si a 1,000 personas con síntomas de coronavirus les hacen la prueba rápida, que tiene un margen de error alto para datos, tenga la seguridad de que saldrán más

La cuarentena no termina, señores

El problema del coronavirus lo vamos a superar todos los peruanos, con gran sacrificio y esfuerzo, pero eso sí, los costos van a ser muy elevados y muy grandes para la economía nacional. Hay que mentalizarnos que la pandemia y el estado de emergencia no terminan con 30 días de aislamiento social obligatorio, tenemos que

La palabra del mudo

Luis Castañeda siempre se ha caracterizado por ser una persona de poco hablar, parco, pero ha hablado respecto a lo declarado por Leo Pinheiro, y rechaza la imputaciones del expresidente de OAS, pero no niega el aporte de 100 mil dólares de esta empresa corrupta a su campaña, afirmando que esta contribución no es un