La ubicación o denuncia de diversos problemas ambientales y sociales son apoyadas por las tecnologías de la información, ahorrando miles de dólares a municipios y sociedades en el mundo. Y ello se logró a través del uso de aplicativos móviles que permiten a cualquier ciudadano reportarlos de inmediato a través del uso de su celular.

En el Perú, también se cuenta con el aplicativo móvil Reporta Residuos, a través del cual las personas avisarán de forma inmediata si encuentran residuos sólidos acumulados en las calles, este dispositivo difundido por el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) viene trabajando en el distrito de Jesús María, y dentro de unos meses estará al servicio de todos los distritos del país. Ahora que se vive esta pandemia, urge que la limpieza y erradicación de residuos sólidos sea una constante. Sin embargo, la OEFA indicó que entre enero de 2020 a febrero 2021 recibieron 214 denuncias de acumulación de basura en distintas zonas del país.

Una vez que se envía la denuncia a través de fotos o videos que se suben al aplicativo, es remitido a la municipalidad indicada, la que programará y realizará la limpieza del lugar. Solo en Lima, los puntos más críticos de basura están en los distritos de Villa María del Triunfo, Lima, San Juan de Lurigancho, San Juan de Miraflores, Pachacámac, Breña, Carabayllo, Comas, San Martín de Porres y Villa El Salvador.

La tecnología puesta al servicio de la comunidad es un beneficio importante y se ve en muchos países y para distintos resultados. Por ejemplo, el TheShield App, es un aplicativo móvil, para registrar y consultar incidentes sobre seguridad ciudadana, que hace falta en nuestro país; el Water Date, App lúdica que busca dar a conocer la problemática del acceso y saneamiento del agua en muchos países; la Mirubee que ofrece conocer el consumo energético de tu casa y facilita trucos para ahorrar. Si buscas un auto eléctrico de alquiler en Europa sirve el R2GO.

Este nuevo hábito, que protege al entorno y que todos lo pueden utilizar desde su celular es un indicio que la sociedad está cambiando y, como afirman los investigadores, ahora es la ‘sociedad cognitiva’, en la que el usuario puede ofrecer su experiencia, conocimiento útil, práctico y necesario para desarrollar servicios a la medida de sus necesidades.

Y estas aplicaciones son cada vez más populares como la de YoVeoVeo (Ecuador) que busca denunciar el exceso de burocracia en el Estado. La tecnología una vez más nos sorprende al convertirse en un canal directo de comunicación entre el gobierno, las personas y el medio ambiente.