El Perú viene avanzando en el Plan Nacional del Ambiente de energías renovables. A fines de agosto el Ministerio de Energía y Minas aprobó medidas para contar con una mejor movilidad eléctrica con el objetivo de incentivar y desarrollar un transporte alternativo amigable con el ambiente y la salud de los peruanos.

Lo que se busca con estas medidas legales es desarrollar proyectos que generen electricidad sobre la base de los recursos renovables, así como alentar a mayores inversiones en recursos renovables.

En cuanto a los autos eléctricos, esta última medida legal permite mejorar el parque automotor y reducir el uso y dependencia del petróleo. El objetivo al 2030 del Minem es que el 5% del total de vehículos y buses utilicen la energía eléctrica. Por eso, se pensó que los grifos y estaciones de servicio puedan contar con los elementos para abastecer de la energía eléctrica a estos vehículos, obviamente con precios competitivos para invertir.

Cabe destacar que tanto los planes y disposiciones legales deben ir de la mano con los avances de la tecnología. Junto a ello, la medida reconoce que la tecnología permite un mejor manejo de los residuos y las emisiones, y por lo tanto las regulaciones deben acomodarse también a la tecnología y no quedar como instrumentos legales desfasados.

En el país ya existen autos eléctricos que vienen cambiando el parque automotor y más adelante se contaría con vehículos que tienen motor térmico y eléctrico. Para muchos investigadores y usuarios estos autos ofrecen más ventajas que uno convencional, además de menores impactos al ambiente, otros beneficios son que la electricidad es un recurso renovable, en tanto que la gasolina no lo es; son algo más baratos y requieren menos mantenimiento frecuente, son más silenciosos que los vehículos de gasolina y en otros países existen carriles especiales en las autopistas para autos eléctricos.

Además, la electricidad es más barata que la gasolina y estos vehículos usan frenos regenerativos que agregan al auto la energía para seguir marchando, y lo mejor de todo es que pueden funcionar a base de recursos renovables como el sol, el viento y el agua.

Se viene comprobando que no expulsan humo en el aire contribuyendo a mantenerlo más limpio. Con un auto eléctrico los mantenimientos y reparaciones de los motores son menores. Ahora solo falta la decisión de los usuarios de cambiar a este tipo de auto, así como mejores medidas que impulsen la inversión en este tipo de vehículos.