Las autorizaciones excepcionales para la importación y uso de medicamentos y dispositivos médicos sin registro sanitario o en condiciones no establecidas en el registro sanitario en situaciones de emergencia declarada se dieron en el marco de la emergencia sanitaria como una alternativa para poder importar y comercializar. Estas autorizaciones se dan para poder comercializar sin las mismas exigencias de los registros sanitarios debido a que obtenerlos puede tomar desde 3 meses hasta muchos años de acuerdo a la complejidad del producto.

En 11 de marzo se emitió el Decreto Supremo N° 008-2020-SA que declara en emergencia sanitaria a nivel nacional por el plazo de 90 días calendario y dicta entre otras cosas medidas de prevención y control del Covid-19. En consecuencia, se autorizó las importaciones y usos sin registro sanitario a través de estas autorizaciones excepcionales de importación. Luego se extendió la emergencia sanitaria y actualmente está vigente hasta el 7 de diciembre.

Es así que las autorizaciones excepcionales para la importación van de la mano con los días que se otorgan con la emergencia, es decir si la emergencia acaba, las autorizaciones acaban. Pero el Ministerio de Salud (Minsa) hasta la fecha no define si los productos que importados con estas autorizaciones se van a poder seguir vendiendo después que acabe la emergencia y si su decisión fuera negativa tiene que dar una alternativa. El Perú es un país que depende en el caso de los dispositivos médicos de las importaciones, la participación de la producción nacional es del 5%, por tanto, para poder contar con dispositivos médicos para combatir el Covid-19 necesitamos que sea clara la normativa en cuanto a la importación de manera excepcional. En el caso de los medicamentos cuando hablamos de medicamentos para Covid-19 pues aún ni siquiera existen y tenemos que estar preparados para poder importarlos.

Por eso es de suma importancia que el Minsa defina que por lo menos se va a permitir comercializar el producto importado con autorizaciones excepcionales por 12 meses posteriores a su vencimiento como lo hace con los registros sanitarios en el caso de agotamiento de stock. Esto porque una persona con sentido común no va a importar mercadería que sabe que se va a quedar sin permiso para vender en dos meses, calcule que si son productos que por el volumen se tienen que fabricar desde que se envía la orden de compra y deben de traerlos en barco, puede tomar 60 días solo en que lleguen al puerto del Callao, es decir desde hoy ya no lo deberían traer.

Esperamos que la ministra Pilar Mazzetti pueda analizar este tema antes que se convierta en un problema de desabastecimiento para todos los peruanos.

@sandrostapleton