El 3 de agosto de 1821 fue creado el Ministerio de Relaciones Exteriores. Como país independiente el Perú debía relacionarse, de modo soberano y estructurado, con otras naciones. En esa fecha también se celebra el Día del Diplomático en el Perú.
Tradicionalmente, el Servicio Diplomático ha reunido a los mejores profesionales, que han cumplido una notable tarea en la defensa de los intereses permanentes del país. Hubo también aquellos, como Pérez de Cuéllar, que además sirvieron a intereses de la comunidad internacional, dándole prestigio al Perú.
No obstante, algunos gobiernos dictatoriales no fueron respetuosos con el Servicio Diplomático. Basta recordar el cese masivo de hace algunos lustros. La Cancillería misma, en ocasiones, ha sido modesta en promocionar a sus diplomáticos. Tenemos hoy un ejemplo: el Banco Central de Reserva ha tenido a bien difundir la imagen de Pedro Paulet en billetes. Se le recuerda como científico, mas no como diplomático. Pedro Paulet fue un diplomático del cual el Perú se puede sentir orgulloso. Conocí su trayectoria en las ciudades europeas en que se desempeñó como Cónsul General. En Alemania, estuvo en tiempos difíciles cuando Europa vivía convulsionada por la violencia guerrerista. No obstante, nunca se le otorgó a Pedro Paulet la categoría de embajador. Como tampoco se le confió la embajada en Francia, país cercano a su origen familiar, en el que se había formado profesionalmente y era muy reconocido.
Hace varios años que trato de publicar- en forma de novela histórica- la vida de este esforzado diplomático. Pero, al igual que el protagonista de mi historia, no tuve el éxito que el Perú se merece en conocer la vida de los hombres o mujeres que son nuestros héroes universales La Academia Diplomática del Perú acaba de dar un paso importante que abre un camino en la dirección correcta. Obtuvo que se reedite Peregrinaje por Paz, la obra de Javier Pérez de Cuéllar, por una renombrada editorial, con lo que queda garantizada su difusión.
Hoy la diplomacia peruana debe de enfrentar nuevos retos de la Agenda Internacional. en los que el conocimiento es fundamental, como son las consecuencias de la aplicación de tecnologías para mitigar el Cambio Climático y los abusos de la Digitalización.
La presencia de intelectuales en nuestra Cancillería siempre ha fortalecido el prestigio del Perú.

Para más información, adquiere nuestra versión impresa o suscríbete a nuestra versión digital AQUÍ.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.