Carlos Prado Vigil

Acerca de Carlos Prado Vigil:



Más vale un robot que 100 personas en sindicato

Hace poco fui al cine y me encontré con la sorpresa de que podía comprar mis entradas sin necesidad de conversar con ningun vendedor… podía escoger mis asientos, podia pagar, todo!!! Claro, fue una experiencia genial, pero no podía dejar de pensar en todas las personas que ya no ocupaban dichas posiciones. Al salir del cine pagué mi ticket de estacionamiento en una máquina nuevamente sin necesidad de interactuar con nadie que me cobre.

La tecnología avanza a pasos agigantados, creo que esto ya no es secreto para nadie, pero no sé si realmente nos hemos detenido a evaluar el impacto que genera en el mundo… ¿Sabes si tal vez tú puedes ser reemplazado por una “mejora tecnológica?” El proceso de “deshumanización” de los servicios es cada vez más y más potente, ¡esto es porque los réditos económicos de las compañías son mayores y los “problemas” de gestión humana disminuyen mucho!

Creo que como sociedad debemos trabajar en un pensamiento más integral, debemos ser capaces de analizar todos los impactos de nuestras decisiones en corto, mediano y largo plazo (donde la tecnología sigue siendo una gran incógnita). Estaciones de servicio sin personas que se encarguen de poner gasolina, eliminar las ventanillas de los bancos ampliando y mejorando las capacidades de los cajeros automáticos, servicios de soporte administrativo como contabilidad y tesorería que no necesiten de personas dada la automatización de sus procesos… En fin… ¡estamos hablando de millones de potenciales desempleados! ¡Con esto no digo que se frenen los avances tecnológicos, claro que no!… A lo que debe empujarnos esta realidad es a encontrar actividades donde el valor humano sea irremplazable, trabajar enprendimientos con una cuota humana que permita generar siempre más plazas de trabajo donde el desarrollo humano sea una consecuencia del día a día y no algo que genere dolores de cabeza a las empresas.

Emprendamos siempre, apliquemos mucha tecnología para tener mayor cobertura y optimización de los negocios que hagamos, pero siempre pensemos en que el impacto a la sociedad es el bien mayor. El impacto social es tal vez la decisión más rentable que cualquier emprendedor pueda tomar, ya que la rentabilidad será en la propia calidad de vida, si nuestros emprendimientos no tienen ningún impacto social, si todo es en búsqueda de “mejorar el número”, el camino en corto se verá bonito… ¡pero no habrá muchas luces en el horizonte a largo plazo! ¿Estamos seguros de querer reemplazar con un robot a 100 personas?… Dímelo tú.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Coronavirus: reportan primer caso de contagio en Países Bajos

Coronavirus: reportan primer caso de contagio en Países Bajos