Run Run es un zorro andino, conocido por ser confundido como perro. Se ha convertido en uno de los animales más populares del tráfico ilegal de animales en el Perú, donde miles de especies silvestres son extraídas de su hábitat natural para ser comercializadas en condiciones paupérrimas.

Como se sabía poco sobre el tráfico de animales silvestres, comprende el comercio legal e ilegal de especies de animales salvajes, siendo Run Run parte del tráfico ilícito de vida silvestre, ya que incluya su venta fue capturado y alejado de su hábitat natural. En muchos países el comercio de animales silvestres está reglamentado por las leyes nacionales para la protección de las especies en peligro de extinción. A nivel internacional, el comercio de animales salvajes se rige por la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), ratificada por una gran mayoría de países en el mundo.

Aquí en Perú, estos animales se rigen por las siguientes instituciones: DIGESA, DIRESA, WSPA-Sociedad Mundial para Protección Animal-, OIE-Convención sobre Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestre-, Minagri, etc.

Es importante generar conciencia sobre la importancia de que los animales no deben ser sustraídos de su hábitat natural ni comercializados porque se pone en riesgo la biodiversidad y sostenibilidad de nuestro planeta y también la salud de las personas , por ello desde esta ventana se exhorta al alcalde del distrito de Comas, a realizar una vacunación en conjunto con Minsa y MML -de acuerdo a la ley 30407 en el principio de Cooperación Integral-, tanto en animales como en humanos y así hacer prevención de posibles enfermedades infecciosas que haya podido dejar Run Run en el entorno donde habitó.

Es menester mencionar que lo ideal es que Serfor y nuestro país cuente con un centro de rehabilitación para poder aplicar la cuarentena de Run Run, ya que luego de estar en el Parque de las Leyendas y luego de un examen médico veterinario, psicológico efectuado por un etólogo y especialistas en la materia podría regresar a su hábitat a estar libre como siempre debió estarlo, sin embargo eso lo determinarán los especialistas al término del cautiverio, tal como lo refirió el Dr. Rodrigo Rondón-M.V.

Finalmente, cabe resaltar que el artículo 200-inciso 2 de la Constitución Política del Perú, tipifica la acción de amparo como una garantía constitucional, expresa literalmente que procede contra el hecho u omisión, por parte de cualquier autoridad, funcionario o persona, que vulnera o amenaza los demás derechos reconocidos por la Constitución, desafortunadamente los animales en Perú no se encuentran tipificados en la CPP, por ende no es procedente una acción de amparo en el presente caso, solo el Código Penal y Leyes N° 30407 y N° 29763 penalizan la crueldad animal y el tráfico de animales silvestres, respectivamente; sin embargo el animal es un ser sintiente dotado de alegría y tristeza, y en este caso el estado sí actuó, no hubo omisión pues Serfor decomisó al animal de acuerdo a su reglamento y guía y está a buen recaudo, por tanto seguimos en trabajo para que los animales sean titulares de derechos y que esa categorización que debería estar en la Constitución pronto llegue y sean sujetos de derecho y así poder ejercer defensa frente a la vulneración de sus derechos.

En buena cuenta, el punto principal es la lucha contra el tráfico ilegal de animales y exhortar a la población a no comprar animales exóticos, pues no solo incurrimos en un delito, sino que afectamos la biodiversidad y la vida animal.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.