Esta semana el presidente de Perú Libre (PL), Vladimir Cerrón, se refirió al cambio de la Ley de leyes que plantea su partido, manifestando que, en un eventual gobierno de Pedro Castillo, “no usarán la vía congresal”.

Afirmando que “La nuestra no es la vía congresal para cambiar la Constitución, porque la derecha quiere encasillarnos en el Artículo 206 (“Toda reforma constitucional debe ser aprobada por el Congreso con mayoría absoluta del número legal de sus miembros, y ratificada mediante referéndum. Puede omitirse el referéndum cuando el acuerdo del Congreso se obtiene en dos legislaturas ordinarias sucesivas con una votación favorable, en cada caso, superior a los dos tercios del número legal de congresistas. La ley de reforma constitucional no puede ser observada por el Presidente de la República. La iniciativa de reforma constitucional corresponde al Presidente de la República, con aprobación del Consejo de Ministros; a los congresistas; y a un número de ciudadanos equivalente al cero punto tres por ciento (0.3%) de la población electoral (75 mil firmas), con firmas comprobadas por la autoridad electoral”), donde para obtener una reforma constitucional se tiene que tener una mayoría simple y después refrendarla en referéndum. O tener una mayoría calificada y llevarla a dos ordinarias”, explicó el autor del Plan de Gobierno de Perú Libre (PL).

Para luego agregar: “Hay una tercera vía, que es que el Ejecutivo haga un proyecto de ley y lo mande al Congreso y si lo rechaza se vuelve a presentar por insistencia y si se rechaza la insistencia ya se hace cuestión de confianza del gabinete y si cae un gabinete ya sabemos qué pasa constitucionalmente cuando cae un segundo gabinete”, detalló.

La Constitución Política contempla en el Artículo 133 “El Presidente del Consejo de Ministros puede plantear ante el Congreso una cuestión de confianza a nombre del Consejo. Si la confianza le es rehusada, o si es censurado, o si renuncia o es removido por el Presidente de la República, se produce la crisis total del gabinete” y el Artículo 134 “El Presidente de la República está facultado para disolver el Congreso si éste ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros”.

Cerrón Rojas finalmente afirmó que en tres meses pueden lograr cubrir la cantidad de firmas necesarias en una consulta popular para el eventual cambio de la Carta Magna (Artículo 32 pueden ser sometidas a referéndum: 1. La reforma total o parcial de la Constitución).

Lo que no ha dicho Cerrón es que Perú Libre tendría 37 escaños, Juntos por el Perú 4, igual que el Partido Morado, en total 45, lo cual no equivale al 50% más uno, es decir 66 votos. Sin embargo, Fuerza Popular contaría con 24 escaños, Alianza para el Progreso 15, Renovación Popular 13, Avanza País 7, Podemos Perú 5 y Acción Popular 16, que dan un total de 80 votos, en el caso de los 5 de Somos Perú, no se sabe.