Castillo traiciona a la patria

Castillo traiciona a la patria

¡No era novedad! Sin embargo, una montaña de nuevas pruebas para vacarlo –quizá menos graves que esta- escondía la trascendencia de la prueba original que envuelve al aún presidente Pedro Castillo. Se trata de un video –profusamente exhibido a lo largo de la campaña electoral- grabado en Bolivia (centro de operaciones de su uña y mugre, Evo Morales), donde, junto a parte de la dirigencia senderista del magisterio peruano Pedro Castillo Terrones –quien ya acariciaba la posibilidad de postular a algún cargo político, más allá de la secretaría del Fenate de movadef- alegremente ofrecía a la audiencia conseguirle a Bolivia una salida al mar, entregándole parte del territorio peruano. Es decir Castillo propuso ceder territorio propiedad de 32 millones de peruanos a un vecino, motivado por intereses politiqueros ligados al comunismo sudaca. ¡Desde entonces guardó silencio! Ocurrió tras la reiterada profusión de aquel video durante la campaña electoral. ¡Jamás se rectificó! ¡Sin duda, la izquierda criolla sigue siendo -cada día más- una reverenda porquería! Porque decidió pasar por alto semejante conjura contra el interés nacional, y así privilegiar su interés de alcanzar el poder a cualquier costo. Para ello engañaría al pueblo soslayando semejante intención de traicionar a la patria cometida por su entonces candidato presidencial. Por cierto, aquel no fue el único testimonio de que ese postulante implicaba un enorme riesgo al país. Fueron incontables las pruebas presentadas por los candidatos democráticos de lo temerario y suicida que significaba inducir al pueblo a que vote por Castillo.

¡Una a una fueron ignoradas por los socialistas! Por cierto, el Jurado Nacional de Elecciones tampoco quiso tomar en cuenta tamaña prueba de incapacidad moral para candidatear a la presidencia de la República. Ni la Fiscalía se preocupó por indagar si era cierta dicha denuncia. Porque si llegado al poder Castillo ejecutase su oferta a Bolivia, según el artículo 325 del Código Penal cometería un delito castigado con carcelería no menor a quince años. Es más, si por cualquier motivo un presidente de la República urdiese la cesión de territorio nacional a extranjeros, aquello podría considerarse traición a la patria, crimen penado no sólo con la vacancia sino aplicándole la pena de muerte.

Lo anterior pertenece al pasado, amable lector. Sin embargo, el periodista Del Rincón de CNN desnudó esta semana a Castillo recordándole ese episodio en Bolivia. ¿Cuál fue la reacción del descastado presidente peruano? ”El pueblo de Bolivia es hermano”. El entrevistador insistió y Castillo también: “Estoy dispuesto a consultarle al pueblo” (si le regala su territorio a Bolivia), “Por eso busco que se manifieste“, (sibilinamente se refería a la consulta/referéndum que Castillo propone para la Constituyente). Y agregó descaradamente “No sólo hay que abrir las fronteras. ¿Por qué poner una frontera?”

Si frente a semejante desparpajo de un analfabeto como estadista, el Congreso no lo vacase, pues entonces aquellos congresistas que no deslinden con la “propuesta” de Castillo de cederle territorio peruano a Bolivia serán cómplices del crimen por “traición a la patria”, que hoy fehacientemente comprobamos Castillo está dispuesto a cometer.

Mira más contenidos siguiéndonos en FacebookTwitter Instagram, y únete a nuestro grupo de Telegram para recibir las noticias del momento.