César Campos R.

César Campos R.

AGENDA POLÍTICA

Acerca de César Campos R.:

Periodista Profesional y colegiado, egresado de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Con más de 35 años de experiencia como director y editor de diversas publicaciones nacionales, director y productor de programas radiales y de TV.





Confianza anticipada

Hay quienes –ignoro si son muchos– ensayan la hipótesis de supeditar la aprobación del programa de gobierno que expondrá el flamante presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar, el próximo 4 de abril, a la solución del conflicto suscitado en el corredor minero de Las Bambas. Discrepo.

Carezco de bola de cristal para saber cómo habrá de discurrir el problema de aquí a ese día, si surgirá una milagrosa solución o si la controversia derivará hacia extremos indeseables. Sin embargo, me basta y sobra haber escuchado a Del Solar explicando la línea de acción tomada por el Ejecutivo el miércoles 27 frente a tan complejo desafío para persuadirme que el voto de confianza a su Gabinete debe otorgarse.

Primero, porque –a diferencia de su antecesor, el inocuo César Villanueva– el nuevo premier no adopta un lenguaje sibilino e indeterminado para llamar las cosas por su nombre: el conflicto en el corredor minero ha sido exacerbado por un par de agitadores lentejeros y ajenos la zona como son los hermanos-abogados Chávez Sotelo, en posible contubernio con el dirigente Gregorio Rojas, liberado luego de una detención preliminar. La justicia no debe bloquear sus mecanismos persecutorios del delito para establecer las responsabilidades del caso.

Segundo, la apuesta del Gobierno es por un diálogo con los comuneros sin intermediarios, poniendo el imperio de la ley como marco y dirigiéndolo hacia las opciones de desarrollo que la minería garantiza a la región.

Y tercero, porque precisamente sería una pésima señal jalarle la alfombra a una nueva administración del Consejo de Ministros cuando driblea la pésima herencia de Villanueva en la que –valgan verdades– el presidente Martín Vizcarra también colaboró con una dote de lenidad y ausencia de objetivos.

Otro elemento a considerarse es la actitud adoptada por el núcleo dirigente de Fuerza Popular (todo indica que está inspirada por Keiko Fujimori), la cual muestra un afán de tregua en las relaciones Legislativo-Ejecutivo para retomar el espacio de interlocución que torpemente había roto y que ocupó de manera personal el disidente titular del Congreso, Daniel Salaverry.

Con su lideresa en prisión y una sensible diáspora de parlamentarios, el neofujimorismo requiere inhalar oxígeno y mal procedería haciendo lo mismo de siempre. El peso de la oposición dura correrá a cargo del Apra, Acción Popular, Nuevo Perú, Frente Amplio y Contigo.

Claro: muy pocos le creen al fujimorismo keikista un cambio de actitud y los recientes encontronazos entre sus rostros visibles es tomado como síntoma de juego subalterno. Pero en política la razón puede asomar, aunque parezca extemporáneo.

Del Solar tiene un voto de confianza anticipado. Que no lo desaproveche.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Luciana León: “Conocí a Peña Quispe, pero no significa que yo sea parte de una red criminal”

Luciana León: “Conocí a Peña Quispe, pero no significa que yo sea parte de una red criminal”