César Campos R.

César Campos R.

AGENDA POLÍTICA

Acerca de César Campos R.:

Periodista Profesional y colegiado, egresado de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Con más de 35 años de experiencia como director y editor de diversas publicaciones nacionales, director y productor de programas radiales y de TV.





La guerra interminable

Enternece la fábula de quienes creen que hoy –culminada la elección de las autoridades regionales faltantes y el referéndum sobre cuatro materias constitucionales– se inicia una vida republicana distinta, óptima, con nuevas herramientas para acabar con los males endémicos del país, entre ellos la corrupción. Conmueve incluso la postura de los que juzgan estos actos el primer peldaño de un cambio profundo en las estructuras públicas y pronostican escenarios de mayor consistencia para la gobernabilidad.

Carezco del mismo entusiasmo y apuesto por el lamentable fracaso de tantos buenos augurios. Hoy no nace una patria diferente. Más bien vuelve a disfrazarse de institucionalidad con un ropaje donde las hilachas predominan. Resulta insustituible la claridad con que mi colega Federico Salazar acometió la tarea de describir las reformas del presidente Martín Vizcarra: “ladina, contraproducente, irresponsable y, sobre todo, profundamente antidemocrática” (El Comercio, 2 de diciembre).

La sociedad civil desaparece del procedimiento de selección de jueces y fiscales. La enésima regulación de los aportes privados a las campañas electorales consolida el vil matrimonio de los partidos con intereses particulares y mantiene el encarecimiento del ejercicio político. La no reelección de congresistas y el atajo a la bicameralidad por los presupuestos añadidos por los actuales parlamentarios al voto de confianza, son propuestas inmediatistas y destinadas a empeorar la performance del Legislativo.

En la medida en que Vizcarra puso al descubierto el interés plebiscitario a su favor con el pretexto del referéndum, la cacareada voluntad de cambio se fue directamente al tacho. Su otro yo afloró con rotundidad cuando, en una de sus giras, le dijo a un periodista: “el presidente de la República personifica a la nación. Si alguien se opone a las reformas que proponemos, se pondría en contra de la nación”.

Más allá de los resultados de la consulta popular, se vislumbra que a partir de mañana la colisión del gobierno y el Congreso cobrará matices altisonantes. Tanto la aprobación de la derogatoria del impuesto selectivo al consumo a los casinos y casas de juego, como la ley de financiamiento ilegal de los partidos (cuya revisión se espera para la legislatura que se inicia en marzo) son apenas un ensayo de las batallas que se vienen. Precisemos que esta última norma también contó con el respaldo de la bancada de Peruanos por el Kambio, a la cual el premier César Villanueva ninguneó esta semana abriendo las puertas a la posible nueva ruptura del oficialismo.

Hoy no empieza la paz y la armonía. Se prolonga una guerra interminable donde la disolución del Parlamento vuelve a convertirse en una baraja secreta de Vizcarra y los suyos, con las implicancias que ello traerá a nuestra tambaleante economía. Y Dios no nos cogerá confesados.

 





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Exportadores y los Miró Quesada tienen deudas impagables

Exportadores y los Miró Quesada tienen deudas impagables