César Campos R.

César Campos R.

AGENDA POLÍTICA

Acerca de César Campos R.:

Periodista Profesional y colegiado, egresado de la Facultad de Derecho de la Pontificia Universidad Católica del Perú. Con más de 35 años de experiencia como director y editor de diversas publicaciones nacionales, director y productor de programas radiales y de TV.





Vizcarra en sus trece

Leo la crónica del colega Fernando Vivas sobre César Vizcarra Cornejo, quien ha sido citado por la Comisión de Fiscalización del Congreso para el próximo 6 de septiembre para responder por las relaciones de la empresa CyM Vizcarra Contratistas con el consorcio Conirsa, integrado –entre otros– por Odebrecht y Graña & Montero. Este ciudadano, cuenta Vivas, es un confidente circunstancial y a la distancia del presidente de la República, quien lo llama no para pedirle consejos sino solo para comentarle decisiones ya tomadas (“Es su hermano y sabe mucho”, El Comercio 24/08/2019).

El relato me hace entender mejor el contenido de una entrevista que lo precede: la realizada por César Hildebrandt a Martín Vizcarra para el semanario que dirige, “Hildebrandt en sus Trece”, donde el jefe de Estado contesta cada pregunta con determinación, casi convenciéndonos de que ha logrado un Olimpo reflexivo profundo, ontológico e irreversible sobre el país, su crisis política y la historia.

Sin embargo, creo que sus palabras en dicha entrevista apenas enfatizan ese rasgo de su personalidad ya revelado por biógrafos, estudiosos o seguidores, por el cual alimenta convicciones a prueba de argumentos extraños o que juzga sospechosos al no provenir del entorno cercano: una profunda incapacidad para negociar, intercambiar posturas, llevar al otro al centro de la mesa. O abraza a muerte su bandera o cede hasta la humillación (como en el caso Tía María).

Por cierto, no es que resulte indigna la firmeza ni despreciable la terquedad. Winston Churchill (nos lo recuerda Anthony McCarten en su libro “Las horas más oscuras” y la película ídem) fue un necio positivo resistiendo a los Chamberlein y Halifax que pretendían negociar con Hitler el destino de Gran Bretaña. Dígase lo justo sobre Alejandro Toledo por cerrarse para alcanzar el TLC con los Estados Unidos en un plazo menor al que ejecutó Chile. El mismo Vizcarra resistió bien a quienes pretendían su renuncia si Pedro Pablo Kuczynski salía de la presidencia. Hay miles de ejemplos.

Pero veo distinta su posición cuando dice que “no hay otra salida (que adelantar las elecciones), es algo a lo que no vamos a renunciar”. Peor todavía al asegurar que “reseteando” la política con estos comicios anticipados, retomaremos la senda del crecimiento económico.

Vizcarra sabe que eso no es verdad. La reforma política está incompleta y ni siquiera las reformas parciales entrarán a tallar como reglas electorales en el 2020. Tomarán el poder, en el Ejecutivo y el Legislativo, los más improvisados y oportunistas que hayamos visto en los últimos 50 años. Y si no renuncia a su idea, ¿para qué reunirse con el presidente del Congreso? ¿Para imponérsela? Vizcarra se puso en sus trece. No por célebre convicción sino por parada de burro.





ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Vladimiro Montesinos acepta declarar ante fiscal José Domingo Pérez

Vladimiro Montesinos acepta declarar ante fiscal José Domingo Pérez