César Gutierrez Peña

Acerca de César Gutierrez Peña:



Cuidado con el pánico paralizante en sector empresarial

La reciente CADE ha sido un vergonzoso ejemplo de inconsecuencia gremial, se ha atacado con virulencia a los capitostes corporativos, en lugar de expresarse con firmeza que los empresarios tienen todo el derecho de apoyar económicamente al candidato de su preferencia, siempre y cuando sea con sus recursos. Pero no solo eso, sino ha habido un cinismo supino, era un secreto a voces la existencia de aportes, y que se hacía con todos los que participaban en una lid electoral, por supuesto, como en toda inversión especulativa, se daba preferencia a aquellas candidaturas que tenían mayores posibilidades de ganar.

El evento empresarial, que de tal ya casi no tiene nada, pues los asistentes son mayoritariamente empleados, era la oportunidad para que los voceros gremiales manifestasen que lo revelado respecto a los aportes realizados en las campañas del 2006, 2011 y 2016; sería un punto de inflexión para pasar de aportante furtivo a explícito. Sin embargo, con espíritu de asalariado, salieron a rendir pleitesía al que consideraban a su patrón de mayor rango, el mandatario Vizcarra y su grupo de fiscales y jueces, con los que ejerce el poder. Hasta en la encuesta mostraron genuflexión y orfandad en la lectura política. No es novedad alguna, lo hacen cada año con el poder de turno.

Estamos en un momento difícil, el Gobierno vive de generar el descrédito de instituciones, para luego pasarlas por las horcas caudinas. Cerrado el Congreso, no había a quien satanizar, ya lo encontraron, los gremios empresariales.

La realidad nos muestra que a pesar de sus prédicas estamos ante un gobierno débil, en fase de deterioro. La detención del expremier Villanueva, va a complicar inexorablemente a Martín Vizcarra, a lo que se suma un Tribunal Constitucional y ciertas Salas Judiciales de Apelación, que decidieron no ser mesa de partes del Ejecutivo, la liberación de Keiko Fujimori y los árbitros es una muestra de ello.

Lo ocurrido debe ser una lección para los empresarios, no para que entren a un ciclo de pánico paralizante, pensando en que fiscales y jueces con galimatías pretendan denunciarlos; sino para que ellos mismos se dediquen al gremialismo, un poco de sacrificio con más horas de trabajo es todo lo que necesitan.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
Yehude Simon cumplirá detención preliminar en la Prefectura

Yehude Simon cumplirá detención preliminar en la Prefectura