César Gutierrez Peña

Acerca de César Gutierrez Peña:



Fracaso de Tía María será responsabilidad del gobierno

El gobierno se encamina aceleradamente a un callejón sin salida en el proyecto Tía María, cuyo titular es la mexicana Southern Perú Copper Corporation SAA-Sucursal Perú (SPCC). La dilación en tomar decisiones lo ha llevado a tener que emitir la autorización para el inicio de etapa constructiva de la explotación en este mes de julio, pues el 1 de agosto próximo vence el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado, lo que llevaría todo a fojas cero.

Hoy confluyen los astros en contra: hay oposición de las autoridades regionales y locales, rechazo de los grupos organizados del lugar, inicio del juicio oral a los dirigentes denunciados en el contexto de los actos violentos por el mismo proyecto en el 2015 y que van a victimizarse, a lo que se suma la rotación reciente de funcionarios del Viceministerio de Gobernanza Territorial (VMGT), que debería liderar la interacción con los opositores.

Hay temas que debidamente trabajados podrían haber contribuido a un panorama auspicioso, para luego arribar a una mesa de diálogo donde se llegase a consensos.

Las tareas dejadas de realizar han sido: el inicio de construcción de la represa de Paltuture (RP); validar que no existe conexión hídrica entre las aguas de la zona de explotación minera y el río Tambo; demostrar que la salmuera de las aguas desalinizadas que se retornarán al mar no tendrán efectos en la pesca; y haber trabajado en la limpieza del río Tambo, hoy contaminado con boro.

Los temas son complicados, sobre todo el proyecto de la RP, obra que lleva 20 años de espera y donde hay que conciliar posiciones de tres gobiernos regionales: Arequipa, Moquegua y Puno. Éste último se opone a que se tome aguas de la cuenca de los ríos de su zona, y ha interpuesto una medida cautelar hace tres años, que ha paralizado la realización. Superar este impase es una labor en la agenda de pendientes del VMGT.

El Ministerio de Energía y Minas no tiene otra alternativa que emitir la autorización de inicio de la construcción. Luego, las distintas dependencias gubernamentales deberán encargarse de trabajar los pendientes reseñados. No es momento de una mesa de diálogo, ni de desarrollo. No hay voluntad de los grupos de interés y en esas condiciones no hay diálogo posible.



ico-columnistas-1-2018

Más artículos relacionados





Top
A. Mariátegui: “¿Cómo se va a tapar ese hueco de US$ 1,500 millones que faltan para esa locura despilfarradora de la Refinería de Talara?”

A. Mariátegui: “¿Cómo se va a tapar ese hueco de US$ 1,500 millones que faltan para esa locura despilfarradora de la Refinería de Talara?”